¿Cuánto líquido debo consumir mientras tomo diuréticos?

Escrito por lynda lampert | Traducido por paulo roldan
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cuánto líquido debo consumir mientras tomo diuréticos?
Los diuréticos de asa actúan en el asa de Henle en el riñón. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

Los diuréticos son un medicamento que se prescribe comúnmente, pero presentan un enigma. Se trata de píldoras de agua que supuestamente te ayudan a librarte del exceso de líquidos, pero te hacen sentir más sediento. Puede parecer ilógico beber más cuando estás tomando una píldora para librarte del agua, pero eso es lo que tu cuerpo quiere hacer. Tu médico debe darte instrucciones específicas sobre la cantidad de líquido que debes beber para tu padecimiento médico. Si tienes problemas cardíacos o de riñón, deberás que tener cuidado con los líquidos y contar cada gota.

Otras personas están leyendo

Explicación sobre los diuréticos

Los diuréticos son medicamentos diseñados para sacar el agua del cuerpo. Si tienes demasiado líquido acumulado en tus pies o en tus pulmones, estos medicamentos le enviarán una señal a tus riñones para que produzcan más orina con el fin de expulsar el líquido. También afectan a los electrolitos, o nutrientes en tu cuerpo para ayudar a sacar el líquido de los tejidos. De acuerdo con MayoClinic.com, existen tres diferentes tipos de diuréticos: diuréticos de asa, de tiazida y ahorradores de potasio. Todos estos mueven los fluidos de distintas formas y tienen diferentes efectos secundarios.

Razones para tomar diuréticos

Tu médico puede administrarte diuréticos por varias razones, pero existen algunas razones comunes. Los diuréticos pueden ayudar a disminuir tu presión sanguínea. De acuerdo con MayoClinic.com, los diuréticos de tiazida deben ser los medicamentos de primera linea para tratar la presión sanguínea alta. Otro uso común para estos medicamentos es la falla cardíaca congestiva. Esto ocurre cuando tu corazón es incapaz de latir de forma efectiva y el líquido se acumula. Limitar la ingesta de líqidos, tomar diuréticos y poner atención a tu peso son maneras de manejar este padecimiento.

Líquidos y diuréticos

La cantidad específica de líquidos que debes beber cuando estás tomando diuréticos es algo complicado que debe ser determinado por el médico. De acuerdo con Lisa Cicciarello Andrews de la Universidad de Cincinnati, la cantidad de líquidos que necesitas por día depende de tu peso. Con base en eso, puedes consumir una cierta cantidad de calorías. Estas calorías determinan el total de líquidos que puedes tomar por día. Es probable que tu médico restrinja los líquidos que tomas si eres un paciente con insuficiencia cardíaca congestiva, así que debes ingerir menos líquidos. Sin embargo, aún debes beber para evitar la deshidratación causada por el diurético. Mantener un nivel adecuado de líquidos es muy importante cuando se toma un diurético. Es esencial que tú y tu médico tengan claro este punto.

Sobrellevando las restricciones de líquidos

Los líquidos y los diuréticos presentan un gran reto, pero hay cosas que puedes hacer para lidiar con las restricciones que te han sido impuestas. Tata de beber de vasos más pequeños, y date permiso de tomar una cantidad determinada de líquidos por hora. Recuerda que los alimentos como la gelatina, el helado y el pudín cuentan como líquidos, por lo cual debes intentar limitar el consumo de esos alimentos. Consume goma de mascar o compra algunos productos para humedecer tu boca para ayudarte con la boca seca. En vez de agua, bebe agua con limón o toma helado de limón para saciar tu sed. Sobre todo, mantén un registro de tu consumo de agua y respeta tus límites.

Efectos secundarios de los diuréticos

Algunos efectos secundarios de los diuréticos resultan de un bajo nivel de electrolitos y otros por bajos niveles de líquidos. De acuerdo con MedicinePlus, la fatiga, los calambres musculares y la debilidad pueden ser el resultado de una deficiencia de potasio. Existen efectos secundarios por tomar diuréticos de asa, como la furosemida. Otros efectos secundarios incluyen mareos, entumecimiento, palpitaciones, depresión, la gota y no poder contener la orina. Tomar el diurético por la mañana, y cuando sabes que vas a estar cerca de un baño, puede ayudar con la micción frecuente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles