Las cuatro leyes espirituales de la prosperidad

Escrito por maureen katemopoulos | Traducido por blas isaguirres
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Las cuatro leyes espirituales de la prosperidad
Prosperidad monetaria. (Comstock/Comstock/Getty Images)

"Las Cuatro Leyes Espirituales de la prosperidad" es el título de un libro publicado en 2005 por el ministro de la Unidad ordenada y maestro de la prosperidad Edwene Gaines. El libro aconseja una forma de vida que se aparta de la culpa, la búsqueda de errores, críticas y otras conductas negativas, y describe la forma de alcanzar la prosperidad, siguiendo las "cuatro leyes espirituales" de Gaines.

Otras personas están leyendo

Diezmos y ofrendas

Según Gaines, el diezmo es el primer paso hacia la prosperidad. Normalmente, esto implica hacer una donación de 10 por ciento de tu salario a una fuente de alimento espiritual, ya sea un amigo, un parque nacional, un gurú de la nueva era útil, o una institución como una iglesia o una organización de caridad. Gaines reconoce que muchas personas, especialmente aquellos con recursos muy limitados, se resisten a diezmar por temor de que van a perder lo poco que poseen. Pero ella insiste en que, incluso en las más terribles circunstancias económicas, el diezmo es la manera de dar vuelta la nave de la fortuna alrededor. Para aquellos que piensan que no tienen nada que dar, el libro incluye una sección que ofrece orientación sobre cómo y por dónde empezar el diezmo. También proporciona anécdotas de personas que alcanzaron la prosperidad después de diezmo.

Establecer metas claras

Gaines considera que "el establecimiento de metas claras" permite que el universo entregue la prosperidad solicitada. Se insta a todos a soñar sin cuestionar, como hacen los niños, y hace hincapié en que una vez que el universo recibe una petición clara de la riqueza, hace la entrega en consecuencia. Por esta razón, Gaines ve poco margen para las excusas en el camino hacia la prosperidad. Nadie es demasiado joven o demasiado viejo, demasiado delgado o demasiado gordo, demasiado cansado, demasiado enfermos o demasiado pobre para establecer metas claras. Tampoco las mujeres, los miembros de los grupos minoritarios, las personas solteras o casadas con los "equivocados" tienen ninguna excusa para dejar de ser prósperos y felices, según la autora. El proceso de ajuste de la meta comienza con desterrar la negatividad. Gaines recomienda hacer un esfuerzo consciente para no chismear, criticar o quejarse, ya que estas acciones atraen energía negativa.

Perdonar

El perdón es la tercera ley espiritual Gaines, basada en su creencia de que la auto-sanación y auto-ayuda resulta de perdonar y liberar todos los malos sentimientos. Se aconseja a los lectores no juzgar, y evitar agravios que albergan la culpa, el dolor y el resentimiento. Dejar ir de estas emociones negativas atrae buenas vibraciones y sentimientos positivos, lo que Gaines considera esencial para lograr la prosperidad.

Encontrar tu propósito divino

La autora plantea un ejercicio de dos semanas de duración que trata sobre ser bueno contigo mismo con el fin de atraer energía positiva adicional. Como parte de este ejercicio, se recomienda verbalizar pensamientos positivos, en la teoría de que el poder de la palabra hablada atraerá a las personas y situaciones que permiten la prosperidad. Verbalizar deseos también puede ofrecer "señales" que te ayudan a reconocer y desarrollar tus fortalezas personales, la dirección correcta y un propósito para tu vida. Este reconocimiento del propósito divino es esencial para el proceso de atracción de la prosperidad, de acuerdo con Gaines.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles