Cuatro tipos de dictámenes de auditoría

1
Ha sido de ayuda

Un contador público certificado escribe una opinión de auditoría para certificar la conformidad de una empresa, o falta de cumplimiento, a las normas aceptadas de contabilidad financiera en los Estados Unidos. La "Junta de Normas de Contabilidad Financiera" establece los estándares de contabilidad financiera para las empresas del sector privado, mientras que el "Junta Asesora de las Normas Federales de Contabilidad" establece normas para las entidades federativas. Los tipos de opinión oficiales de auditoría incluyen descalificada, calificada, desfavorable y excluida.

Comstock/Comstock/Getty Images

Otras personas están leyendo

Normas de contabilidad

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

La Junta de Normas de Contabilidad Financiera establece los principios de contabilidad generalmente aceptadas ("generally accepted accounting principles" o GAAP), en los EE.UU., que los auditores utilizan para examinar los libros de la empresa. Las empresas y sus contadores deben seguir las GAAP de EE.UU., en parte para mantener su credibilidad como negocios legítimos. Las GAAP son los procedimientos de la normativa de actualización y gestión de los registros financieros de una empresa.

Opiniones calificadas y no calificadas

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Una opinión no calificada confirma que los registros de la empresa cumplen plenamente con los GAAP de EE.UU.. Es la opinión más beneficiosa para una empresa debido ya que un dictamen de auditoría sin salvedades asegura accionistas, agencias gubernamentales y a otras partes interesadas que la empresa maneja exitosamente sus cuentas financieras. Una opinión calificada también sugiere el cumplimiento general de las GAAP de EE.UU. en general, pero señala áreas específicas en la contabilidad donde no cumple o donde el auditor no pudo realizar su auditoría. La opinión calificada oficialmente comienza con las palabras: "En nuestra opinión, excepto por ..."

Opiniones adversas y rechazadas

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Una opinión adversa se da cuando los registros financieros de una empresa, como un todo, no cumplen con las GAAP de EE.UU.. Una opinión rechazada es cuando un auditor declara que él no es capaz de auditar los registros de la empresa, ya que han sido dados a él. Cualquiera de estas opiniones pueden influir de manera negativa sobre una empresa. Estas opiniones pueden afectar negativamente a los precios de las acciones, atraer el escrutinio de los medios y atraer las investigaciones oficiales de los organismos gubernamentales.

Advertencia

Comstock Images/Comstock/Getty Images

Las consecuencias de que tu empresa disponga de un dictamen de auditoría con salvedades, adverso o negado pueden ser graves. La Comisión de Valores y Bolsa no acepta los estados financieros presentados por una empresa que ha sido calificada o rechazada; la comisión podrá ver la propia presentación como penal, según si la información contenida en los estados financieros es "inexacta".

Referencias

Lee este artículo

Comentarios

Más reciente