Cuentas por cobrar de suscripciones de acciones

Escrito por kathy adams mcintosh | Traducido por agustina dowling
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cuentas por cobrar de suscripciones de acciones
Ser inversionista es un gran riesgo. (Digital Vision./Photodisc/Getty Images)

Muchos inversores se centran en una empresa en particular y quieren comprar acciones de esa empresa. Si carecen de los fondos para comprar el número total de acciones que desean de una vez, pueden celebrar un contrato de suscripción de acciones. Bajo este arreglo, el inversionista hace varios pagos iguales a cambio de acciones comunes. Los acuerdos de la suscripción ocurren comúnmente entre los empleados de una empresa. La compañía descuenta esos pagos de los salarios de los empleados.

Otras personas están leyendo

Proceso

Cuando un inversor se compromete a hacer pagos a una empresa a cambio de acciones, la empresa registra este acuerdo en sus registros financieros. La compañía registra una cuenta por cobrar, o las suscripciones de acciones por cobrar, que dan cuenta de la cantidad total de la deuda por parte del inversor. El saldo de las cuentas por cobrar cambia a medida que el inversor hace los pagos. El dinero que se adeuda por parte del inversor representa un activo para la empresa y aparece en el balance de la misma.

Crear la cuenta por cobrar

Cuando el inversionista y la empresa constituyen el acuerdo inicial, la compañía remite la información sobre el acuerdo al departamento de contabilidad. Esta información incluye la cantidad total que el inversionista planea pagar, el plazo para el pago y el número de acciones que la compañía planea emitir para el inversor. El contador utiliza esta información para registrar la transacción. La cuenta por cobrar aumentará en consecuencia al importe total que el inversor se comprometió a pagar. Una cuenta llamada acciones ordinarias suscritas, también aumenta, por el valor nominal de las acciones que la compañía planea emitir. Una cuenta denominada prima de emisión, también aumenta, por la diferencia entre estos dos números.

Pagos en la cuenta a cobrar

A medida que el inversor hace los pagos programados, la empresa registra cada pago y emite el número de acciones asociadas a ese pago. Esto implica dos entradas para la compañía: el contador registra la primera entrada mediante el aumento de dinero en efectivo por el monto del pago y la disminución de las cuentas por cobrar. Entonces, la empresa registra una entrada para emitir las acciones por la disminución de las acciones ordinarias suscritas y el aumento de las acciones ordinarias.

Incumplimiento del pago de la cuenta a cobrar

En ocasiones, el inversor no tiene los fondos para completar el acuerdo e incurre en un incumplimiento. La empresa tiene que registrar este valor predeterminado en los registros financieros. El contador disminuye la cuenta por cobrar por el saldo restante. También disminuye el capital social suscrito por el valor nominal de las acciones que no se emitieron para el inversor. El contador también disminuye la prima de emisión por la diferencia.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles