Cuentas por pagar vs. gastos devengados

Escrito por alan li | Traducido por maría j. caballero
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cuentas por pagar vs. gastos devengados
Las cuentas por pagar han sido facturadas; los gastos devengados no. (Photos.com/AbleStock.com/Getty Images)

Las cuentas en el balance de una empresa incluyen los activos, los pasivos y el patrimonio. Los activos pueden ser considerados como los recursos económicos que la empresa utiliza para producir sus ingresos. Los pasivos son las deudas que debe. El patrimonio es la reclamación que los dueños del negocio tienen en sus activos. Las "Cuentas por pagar" y los "Gastos devengados" son pasivos en el balance general. La diferencia entre ellos es la forma en que sus existencias se reconocen en las cuentas.

Otras personas están leyendo

Contabilidad en valores devengados

Salvo en ciertas empresas pequeñas, la mayoría de la contabilidad se lleva a cabo sobre una base devengada. Eso significa que el contador opta por reconocer los costos e ingresos que se van produciendo registrando de inmediato las transacciones en las cuentas. Por ejemplo, una empresa puede hacer una venta a crédito -con sólo una expectativa de un pago en efectivo un mes más tarde, pero reconoce la venta inmediatamente y no cuando se reciba el pago.

Reconocimiento

El reconocimiento significa el registro de una transacción. En la contabilidad de valores devengados, el reconocimiento debe hacerse efectivo en el momento en que se produce la transacción si se cumplen dos criterios. En primer lugar, la transacción debe estar completa. Por ejemplo, una empresa puede no reconocer una venta hasta que se haya transferido el artículo vendido al cliente. En segundo lugar, la suma en cuestión debe ser recaudada, es decir, la otra parte debe ser digno de confianza cuando se trata del pago.

Gastos devengados

Los gastos devengados se reconocen en el final del período contable a través de lo que se llama asientos de ajuste. Los asientos de ajuste se utilizan para reconocer las transacciones que se han producido pero para las que no se han enviado facturas. Por ejemplo, los intereses acumulándose en un instrumento de deuda de la empresa se ​​reconocen como ingresos devengados en un asiento de ajuste, incluso si el pago no va a ser recibido hasta meses después. Los gastos devengados son los que se acumulan en esta forma, incluyendo elementos tales como los servicios públicos y los salarios que se pagan a los empleados.

Cuentas por pagar

A diferencia de los gastos devengados, las cuentas por pagar son deudas por facturas que han sido recibidas. Una empresa que compra, a crédito, bienes destinados a la venta reconocerá la responsabilidad de esa transacción como una cuenta por pagar.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles