El cuerpo ideal de una bailarina

Escrito por jany martin | Traducido por susana margarita lópez millot
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
El cuerpo ideal de una bailarina
(Image by Flickr.com, courtesy of shoobydooby)

Mucha gente admira el cuerpo de las bailarinas. Largas, delgadas y esbeltas, ellas bailan sin esfuerzo aparente, consiguiendo un aspecto aerodinámico y ligero. Esto es por algo mas que por ser delgadas, requiere mucho esfuerzo y trabajo duro. Una creencia común sobre las bailarinas es que por ser delgadas, son débiles. De hecho, en cada parte de su cuerpo, las bailarinas son de las atletas más fuertes.

Otras personas están leyendo

Proporciones del cuerpo

El cuerpo ideal de una bailarina es: una cabeza pequeña, cuello largo, torso corto y largas y esbeltas piernas. Desafortunadamente, todas estas cosas son genéticas y no pueden cambiarse. Si tu no tienes la suerte de haber nacido así, no te preocupes; la técnica y talento también son factores importantes para convertirte en bailarina y pueden ayudarte a superar las imperfecciones físicas.

Flexibilidad

Ya sea que eres naturalmente flexible o que lo hayas conseguido con entrenamiento, la flexibilidad es una clave del ballet. Debes tener suficiente fuerza muscular para controlar y mantener cada posición. Las rodillas que se hiperextienden (articulaciones que se flexionan más de 180 grados) o inclinarse hacia atrás son considerados elementos deseados en una bailarina. Esto ayuda a producir una línea visualmente agradable de las piernas cuando están en punta.

Un buen giro de tus piernas originándose desde la articulación de la cadera a través de las rodillas y hasta el tobillo también es necesaria. Las posiciones clásicas del ballet se basan todas en esto, por lo que es absolutamente necesario ya que permite una extensión en la pierna en la posición de lado o en la delantera.

El grado de giro se mide en la primera posición, de pie con los pies totalmente apoyados en el suelo con los tobillos juntos y los dedos hacia afuera, a los lados. El giro perfecto es el de 180 grados, donde tus dedos señalan hacia afuera a cada lado, formando un perfecto semicírculo si se dibujará una línea de un pie a otro. La mayoría de las bailarines no tienen un giro perfecto. El grado de movimiento de tus caderas es una característica genética; sin embargo, hay muchos ejercicios de ballet que ayudan a estirar y fortalecer las articulaciones de la cadera y los músculos necesarios para tener un giro máximo de la misma.

Forma del pie

Los arcos altos en tu pie son deseables ya que son estéticamente más agradables y a menudo permiten conseguir un pie más apuntado. La mayoría de las bailarinas tienen pies cuadrados y anchos. No nacen generalmente con esta forma de pie, sino que son formados a través de años y años de práctica desde jóvenes.

Talento y técnica

Aunque seas lo suficientemente afortunada como para tener un cuerpo de bailarina perfecto, si careces de talento y de técnica no tendrás éxito en el mundo del ballet. La habilidad para realizar las combinaciones de danza de forma precisa y rápida es la clave. Para hacerlo, los bailarines deben tener un abdomen y una espalda fuertes así como pies, tobillos, piernas y rodillas fuertes. Lleva años y años de práctica y trabajo acondicionar los músculos para conseguir las posiciones correctas.

El ballet es la base de la técnica de la danza. Alguien sin una base buena de ballet a menudo se encontrará luchando por conseguir una línea adecuada. Ésta es crítica para el ballet. La línea es la apariencia que las partes de tu cuerpo (la cabeza, los brazos, los hombros, la cintura, la pelvis, las piernas y los pies) tienen cuando están en una posición de ballet. Una línea agradable es muy buscada por las bailarinas y se consigue a través de la práctica y de la técnica. Una buena base de ballet ayuda también a fortalecer los músculos, disminuyendo el riesgo de lesiones.

Consideraciones: desórdenes alimenticios

Como el cuerpo de la bailarina es tan específico, y el éxito en el arte tiene que ver mucho no solo con el talento y la técnica sino también con el aspecto del cuerpo, los desórdenes alimenticios son prevalentes en hombres y mujeres. Para cambiar la forma y mantener el cuerpo de ballet, muchos profesionales padecen de anorexia y bulimia.

La anorexia es un desorden alimenticio y psicológico que se basa en el deseo de la persona de estar más delgada de lo que sería su peso normal. La mayoría de los anoréxicos dejarán de comer para perder peso o para mantener su peso ideal. Comúnmente hacen ejercicios compulsivamente para mantener un peso bajo. Todo esto lleva a una malnutrición severa y un daño general al cuerpo, incluyendo los huesos y el corazón.

La bulimia es un desorden alimenticio en el que come demasiado y luego se induce el vómito. Muchos enfermos también usan laxantes o diuréticos para eliminar de sus organismos los restos de comida. La bulimia causa daños en la boca, los dientes y la garganta, así como a los riñones y al corazón.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles