Cuidado de las botas Uggs

Escrito por dawn gibbs | Traducido por maría belén llanos
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cuidado de las botas Uggs
La piel de corderito mantiene a tus pies calentitos en invierno. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

Las Uggs son botas hechas con piel de corderito australiano. La parte de afuera de las botas es de gamuza y la parte de adentro está hecha con lana para que sean cómodas y calentitas. Las botas ofrecen la resistencia al agua de cualquier cuero, pero necesitan de un cuidado apropiado para mantener su estilo original y evitar que se manchen. El cuidado apropiado de las Uggs incluye tanto una limpieza regular como el tratamiento al cuero con un protector de gamuza.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Spray protector de gamuza de corderito
  • Un cepillo para gamuza
  • 2 boles
  • Agua
  • Limpiador de gamuza
  • Trapo limpio
  • Una esponja
  • Una toalla de papel

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Tratamiento con el protector

  1. 1

    Coloca sobre las Uggs un spray protector de gamuza antes de usarlas por primera vez. Sostén el frasco a 6 pulgadas (15 cm) de distancia de la superficie de las botas y rocíalas hasta que estén húmedas. La gamuza se oscurecerá cuando esté húmeda pero volverá a su color original una vez que esté seca.

  2. 2

    Coloca las Uggs en un lugar frío, seco y lejos de la luz del sol. Déjalas secar durante 24 horas.

  3. 3

    Cepilla la parte de afuera de la bota con un cepillo suave para gamuza, siguiendo la dirección de este material. Repite la aplicación del protector para fortalecer la vida útil de las botas según lo indica el envase.

    Limpiar manchas en las Uggs

  1. 1

    Llena un bol con agua limpia y fría. Llena otro bol con partes iguales de agua y limpiador de gamuza. Moja un trapo limpio con agua y pásalo por la parte de afuera de las botas hasta que toda la superficie esté mojada pero no empapada.

  2. 2

    Moja una esponja con la solución limpiadora. Refriégala suavemente sobre la superficie de las botas para remover las manchas. Sigue la dirección de la gamuza al refregar. Vuelve a mojar el trapo en el agua limpia y pásalo una vez más por las botas para enjuagar el limpiador.

  3. 3

    Rellena las botas con toallas de papel y déjalas en algún lugar frío y seco durante 24 horas para que se sequen. Cepilla el exterior de las botas con un cepillo para gamuza para restaurar a este material. Repite el lavado cada vez que vuelvan a mancharse.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles