Cuidado de un césped recién instalado

Escrito por t.l. chancellor | Traducido por gabriel guevara
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cuidado de un césped recién instalado
Debes tener especial cuidado del césped recién instalado. (grasses image by Greg Pickens from Fotolia.com)

El césped recién instalado requiere un cuidado extra durante el primer mes. Necesitarás asegurarte que el césped reciba suficiente agua para establecerse y crecer. También necesitarás monitorearlo de cerca para asegurarte de que nadie lo pise, ya que esto inhibirá su habilidad para crecer

Otras personas están leyendo

Primeros días

Inmediatamente después de instalar los rollos de césped, comienza a regarlos. Hazlo hasta que esté empapado. Por las primeras dos semanas después de instalar el césped, es necesario regarlo frecuentemente para que se arraigue. Mantén la tierra y el césped húmedos durante el día regándolo entre dos y seis veces al día, mañana y tarde, hasta que comience a arraigarse. Es casi imposible regar de más un césped recién instalado. No camines sobre el césped hasta que lo podes por primera vez. Reduce la frecuencia del regado justo antes de cortarlo por primera vez para afirmar la tierra. La primera podada debe suceder más o menos dos semanas después de instalarlo. La excepción a esta regla es el invierno. Si instalas el césped durante esta época, la podada no sucederá tan pronto. Cuando lo hagas, coloca la podadora en su configuración alta. Las configuraciones altas significarán menos estrés para el nuevo césped. No podes más de un tercio del largo de la grama.

Semanas tres y cuatro

Durante este tiempo, vuelve a ajustar la irrigación para disminuir el número de regados a un ritmo gradual después de cada podada. Sin embargo, la cantidad de tiempo que usas para regar debe incrementarse gradualmente, unos cuantos minutos a la vez. Estas irrigaciones más profundas y menos frecuentes ayudarán a que las raíces del césped crezcan más profundamente y se establezcan más rápido. Puedes jalar las hojas para examinar cómo se está arraigando. Fertiliza el nuevo césped al final de la cuarta semana desde que fue instalado. Esto animará el arraigamiento y el crecimiento.

Consejos

Si tu césped no se está arraigando, revisa tu horario de regado. La mayoría de gramas comenzarán a echar raíces entre los primeros 10 a 14 días después de haber sido instaladas. Necesitas incrementar el tiempo que estás utilizando para regar mientras disminuyes la frecuencia. También, mucha sombra hará que el proceso de arraigamiento se alargue. Si ves puntos azul-grisáceos en tu césped o aparecen huellas después de haber caminado sobre él, esto indica áreas secas en el césped. Incrementa el número de minutos durante el regado y revisa tu cobertura. Ajusta la cobertura como sea necesario para asegurarte que todas las áreas están recibiendo agua. Si ves hongos, no te preocupes, esos son temporales. Desaparecerán a medida que el regado se vuelve más profundo y menos frecuente. Si los bordes del pasto se están secando o hay huecos entre los rollos de césped, este se está encogiendo o se ha levantado de las esquinas. Esto es porque la grama no está recibiendo suficiente agua. Incrementa el tiempo de regado y la frecuencia para eliminar los huecos. Regar manualmente también te ayudará a reducir los huecos. Presiona los bordes del césped con tu pie después de regar.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles