Cuidado de la planta de verdolaga

Escrito por kate carpenter | Traducido por frances criquet
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cuidado de la planta de verdolaga
(pigweed autumn plant image by Pali A from Fotolia.com)

Hay muchas variedades de verdolaga, desde la flor de seda y la lengua de gato a la verdolaga silvestre. Todas son suculentas y ahora se sabe que contienen muy altos niveles de ácidos grasos omega 3, betacaroteno y vitamina C. Vista a menudo como una molesta plaga por los jardineros, las plantas de verdolaga, con sus característicos tallos rojizos, se están volviendo un popular suplemento dietario.

Otras personas están leyendo

Cultivo

Ya sea para uso culinario o cubresuelos, las plantas de verdolaga pueden cultivarse casi en cualquier lugar de los Estados Unidos. Creciendo desde la semilla, la planta de verdolaga es una hierba anual que prospera en sitios soleados.

Esparce las semillas justo debajo del nivel del suelo, luego de las heladas de primavera, en un área que reciba el sol directo y tenga un buen drenaje, preferentemente un suelo arenoso. La mayoría de las variedades de la verdolaga son amantes del calor, tolerantes a la sequía y estarán mejor en un suelo pobre que en uno limoso y abonado. Las semillas germinarán generalmente en una a tres semanas, dependiendo de la variedad. Alrededor de 60 días después de haberlas sembrado, podrás cosechar las hojas para uso culinario.

Es posible también germinar las semillas en el interior en macetas cerca de la superficie. Coloca las bandejas o macetas en tu refrigerador durante 15 días, entonces muévelas a un sitio cálido y soleado. Cuando las plántulas tengan 2 o 3 pulgadas (5 a 7,5 cm) trasplántalas al exterior.

Mantenimiento

Las plantas de verdolaga no necesitan mucho mantenimiento, tu mayor preocupación será limitar su propagación. Una planta de verdolaga se reproducirá sola prolíficamente, si se lo permiten, y pronto invadirá todo tu jardín. Para evitar esto, tan pronto como tu verdolaga haya florecido córtala o hasta quítala de tu jardín. No coloques la planta en tu pila de abono porque continuará produciendo sus semillas, aún si la entierras, se establecerá y propagará dentro de tu pila de abono. En vez de esto, cosecha las hojas de tu verdolaga para propósitos culinarios cuando la planta es joven y sus hojas son más sabrosas. Entonces córtala a 1/2 o 3/4 de pulgada (1,25 o 2 cm) del suelo. Tu planta continuará creciendo y proveyéndote de nuevas hojas tiernas. Haciendo esto, tendrás abundancia de nutritivas hojas de verdolaga durante todo el verano y el otoño.

Las plantas de verdolaga son tolerantes a la sequía y la mayoría prospera en condiciones cálidas y secas. Sin embargo, deberías regar las plantas jóvenes y las ya establecidas durante un calor extremo. Generalmente, las plantas de verdolaga pueden regarse una o dos veces a la semana. El fertilizante no es necesario, ya que ni los insectos, pestes o enfermedades son problema para tu verdolaga.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles