Cuidado de los potrillos recién nacidos

Escrito por tommy doc | Traducido por paula santa cruz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cuidado de los potrillos recién nacidos
Un neonato equino necesita un control cuidadoso para sobrevivir. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

El cuidado adecuado de los equinos neonatos es clave para su supervivencia y para un comienzo sano del desarrollo. Un bebé equino, llamado potrillo, es sujeto de complicaciones al nacer como infecciones bacterianas, problemas de vinculación materna o asfixia del nacimiento prolongada. Por eso, es necesario controlarlo cuidadosamente durante sus primeros días de vida para asegurar su salud y su supervivencia.

Otras personas están leyendo

Regla 1-2-3

El neonato debe poder realizar ciertas tareas dentro de las tres primeras horas de vida. Un potrillo sano se pondrá de pie dentro de la hora de nacido, comenzará a alimentarse dentro de las dos horas y eliminará las primeras heces dentro de las tres. Si no puede hacer estas cosas, llama a un veterinario.

Prueba de IgG

La inmunoglobulina es una proteína producida por las células del sistema inmunológico que proveen a la sangre las defensas contra las enfermedades infecciosas, las bacterias y las toxinas. En una yegua sana, esta proteína se secreta luego del parto en la primera leche que recibe el neontao. Se puede hacer un análisis de sangre 16 horas luego del nacimiento para asegurarse la completa transferencia de esta inmunoglobulina al potrillo, ya que su sistema inmunológico no funcionaría sin ella.

Infecciones umbilicales

Para prevenir la infección del ombligo de un potrillo recién nacido, se debe limpiar varias veces al día con una solución de betadina durante los primeros días de su vida. Un informe de Robert Oglesby para "Horsetalk" dice que unos estudios científicos recientes muestra una disminución en las infecciones en el cordón umbilical cuando este se sumerge en una mezcla de una parte de clorhexidina (de nombre comercial Novalsan) y tres partes de agua.

Alimentación

Un potrillo recién nacido succiona aproximadamente 30 veces al día, ingiriendo aproximadamente 12 a 20% de su peso corporal en leche. El potrillo debe mamar naturalmente, si es posible, y nunca ser forzado a alimentarse a través de jeringas o biberones inapropiados. El aumento de la presión en los pulmones puede producir una neumonía por aspiración, contra la cual el sistema inmunológico del potrillo no está equipado para combatir.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles