Cuidados que requiere un microscopio

Escrito por jim orrill | Traducido por mayra cabrera
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cuidados que requiere un microscopio
El mantenimiento y almacenamiento adecuado protegen al microscopio del polvo y la suciedad. (Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images)

Un microscopio es una valiosa pieza del equipo de investigación de un laboratorio. También es una buena herramienta de aprendizaje para usar en el hogar, que da a los científicos aficionados una vista de imágenes invisibles a simple vista. Como los microscopios son instrumentos de precisión delicados, requieren una cuidadosa manipulación y limpieza suave. Debes realizar un mantenimiento regular del mismo para garantizar el máximo rendimiento del instrumento, y evitar al mismo tiempo procedimientos de visión descuidados que pueden conducir a daños en los componentes y reparaciones costosas.

Otras personas están leyendo

Manipulación de un microscopio

Los microscopios son más pesados ​​de lo que parece, así que siempre carga el microscopio con una mano que dé apoyo a su base y otra que agarre su brazo. Antes de colocar el portaobjetos, baja la plataforma del microscopio y gira el lente objetivo de menor potencia en su posición. Cuando estés listo para ver el portaobjetos, utiliza sólo el nivel de luz requerido para proporcionar una visión detallada de tu muestra. El uso continuo de una bombilla de microscopio a toda potencia puede apagar la bombilla u ocasionar que la carcasa se ablande lentamente y se deforme por el calor de la bombilla.

Limpieza de las lentes

Utiliza papel especial para limpiar lentes en el microscopio. Nunca uses un pañuelo de papel, ya que puede rayar las lentes, y nunca las toques con los dedos. Tan pronto como notes suciedad que se acumula en el papel para lentes, deséchalo y utiliza un papel nuevo. Utiliza varios papeles para limpiar una lente en lugar de contaminar o dañar el costoso componente por querer reciclar el papel ya sucio. Nunca soples sobre una lente para eliminar el polvo de su superficie. Corres el riesgo de rociar el cristal con saliva, lo que puede degradar la capacidad de imagen de la lente.

Trabajar con aceite de inmersión

El aceite de inmersión proporciona una imagen más clara y detallada mediante la reducción de la refracción de la luz que llega al objetivo de la lente de tu microscopio. Sin embargo, si no eliminas completamente el aceite residual del microscopio después de ver la muestra, el resto del aceite puede fluir dentro de la carcasa del microscopio, y causar daños a los engranajes, las sujeciones y la lente del condensador. Siempre limpia la plataforma del microscopio inmediatamente después de ver los portaobjetos, así como cualquier otra parte que haya estado en contacto con el aceite. Cuando estés colocando el portaobjetos, nunca gires una lente seca en la posición de visión. Si el aceite de inmersión se sube a una lente cóncava seca, es muy difícil limpiar completamente el objetivo.

Almacenamiento del microscopio

Cuando hayas terminado de usar el microscopio, regresa las lentes del objetivo a sus cajas y coloca los tapones del microscopio de nuevo en sus tomas de lentes. Un microscopio siempre se debe guardar en un espacio cerrado, como un armario, para minimizar su exposición al polvo y la suciedad. Si estás trabajando en un laboratorio con equipos que produzcan vibraciones, guarda el microscopio bien lejos de esa maquinaria. Siempre coloca la cubierta protectora del microscopio, incluso si se almacena en un armario, ya que esto proporciona una barrera adicional contra el polvo y los contaminantes.

No dejes de ver

Recursos

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles