Cómo cuidar el acero de Damasco

Escrito por sarah coennen
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cuidar el acero de Damasco

El acero de Damasco es un tipo de acero estratificado, alguna vez utilizado en la fabricación de espadas, aunque el proceso se ha perdido. El acero se hizo originalmente en forma de pasteles, un término metalúrgico que significa doblar y fundir las capas de metal en la India y luego enviarlas a Damasco, Siria, donde los herreros de renombre de la ciudad y los trabajadores del metal lo moldeaban en espadas. Hoy en día, los trabajadores del metal aún hacen espadas del acero de Damasco y en la moda los diseñadores de joyas idean los anillos o pulseras. Independientemente del artículo que sea, el proceso de cuidar el acero de Damasco es relativamente simple.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un paño pulidor
  • Aceite para cuchillas
  • Una piedra de afilar
  • Una toalla suave

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Dá brillo al acero de Damasco regularmente con un paño pulidor. Si el acero de Damasco se encuentra en la forma de un anillo, esto se hace una vez a la semana. Si el acero de Damasco se encuentra en una lámina decorativa, debes pulir una vez cada tres meses o con más frecuencia si la utilizas a menudo.

  2. 2

    Afila las cuchillas si están romas. Utiliza una buena piedra de afilar y el aceite para obtener mejores resultados, y pule con una toalla suave la hoja después del afilado. No utilices un trapo para pulir la hoja cuando el aceite está sobre él.

  3. 3

    Limpia todas las hojas de acero de Damasco inmediatamente después de usarlas. Esto es importante para evitar que la cuchilla se oxide.

  4. 4

    Engrasa una hoja de acero de Damasco una vez al año para las espadas y cuchillos decorativos. No es necesario afilarlo de antemano, pero al hacerlo le dará a la cuchilla un suntuoso brillo.

  5. 5

    Dá brillo a los anillos de acero de Damasco con un poco de pasta dental blanqueadora y una esponja áspera, como una almohadilla Scotch, para un acabado mate, o simplemente utiliza la esponja áspera para un acabado semi-brillante.

  6. 6

    Seca inmediatamente el acero de Damasco después de que lo mojes. No dejes el exceso de agua en el acero, ya que, al igual que con cualquier otro metal, el agua o la exposición excesiva a la humedad puede dar lugar a la oxidación.

Consejos y advertencias

  • Si tienes una cuchilla de acero de Damasco, extrema la precaución cuando la presumas a otros para evitar lesiones.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles