Cómo cuidar almohadas y edredones de plumas

Escrito por ehow contributor | Traducido por gabriela nungaray
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cuidar almohadas y edredones de plumas
Cuida de tus almohadas y edredones de plumas

¿Cómo cuidar Cojines y edredones? Las almohadas de plumas y los edredones son un lujo en las noches frías de invierno, pero también requieren un cuidado especial. La regla de oro es: Si bien esto puede ser una pesadilla para los enfermos de TOC o los hipocondríacos, la regla de oro es: mientras menos limpies el edredón o almohada, más tiempo durará. Todo lo que necesitas hacer es seguir estos los pasos para asegurar noches cómodas continuas con una almohada de plumas confiable.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

    Cuidar una almohada de plumas.

  1. 1

    Cubre tu almohada con una funda en todo momento. Esto la mantendrá libre de polvo, la suciedad y aceites del cuerpo.

  2. 2

    Comprar una cubierta de almohada con cremallera para una capa adicional de protección debajo de tu funda. Esto también ayudará a aquellos que tienen alergias.

  3. 3

    Limpia la funda de almohada y la cubierta con regularidad para mantener la almohada fresca.

  4. 4

    Lava o limpia en seco de la almohada anualmente.

  5. 5

    Ubica y trata cualquier mancha antes de lavar la almohada si vas a lavarla en la lavadora.

  6. 6

    Lava la almohada en agua fría con un detergente que tenga un desengrasante para eliminar los aceites. Sigue las instrucciones del fabricante de la almohada para el uso de detergentes específicos.

  7. 7

    Muy suavemente exprime el exceso de agua de la almohada después del lavado.

  8. 8

    Seca la almohada con la secadora configurada en el ajuste más bajo, pon una pelota de tenis con la almohada para que el relleno se mueva mientras se seca.

  9. 9

    Guarda tu almohada en un armario o habitación seca y bien ventilada cuando no la estés usando para evitar el moho.

    Cuidar un edredón de plumas

  1. 1

    Coloca una cubierta sobre el edredón para protegerlo del polvo, la suciedad y los aceites del cuerpo.

  2. 2

    Sacude tu edredón semanalmente para evitar que las plumas se agrupen.

  3. 3

    Ventila el edredón de vez en cuando para mantenerlo fresco. Cuélgalo en un tendedero o agítalo por una ventana.

  4. 4

    Lleva tu edredón a una tintorería cada tres a cinco años si decides no lavarlo en casa.

  5. 5

    Utiliza una lavandería con lavadoras de gran tamaño si tiene un edredón de gran tamaño, si decides lavarlo así.

  6. 6

    Ubica y trata cualquier mancha antes de lavarlo.

  7. 7

    Lava tu edredón en agua fría con un detergente que tenga un desengrasante para que se eliminen los aceites .

  8. 8

    Muy suavemente exprime el exceso de agua el edredón.

  9. 9

    Seca la edredón en la secadora a temperatura baja con una pelota de tenis para que el relleno se seque con el movimiento.

  10. 10

    Guarda el edredón en un armario o habitación seca y bien ventilada cuando no lo estés usando para evitar el moho.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles