Salud

Cómo cuidar las ampollas en los talones

Escrito por jillian downer
Cómo cuidar las ampollas en los talones

Una ampolla es una burbuja de líquido que se forma debajo de la piel para protegerla de lesiones. Las ampollas, aunque son simplemente parte de las defensas naturales del cuerpo, pueden ser dolorosas y suponen dificultades en la vida diaria. Mientras la mayoría de las ampollas aparecen y desaparecen sin complicación, algunas pueden inflamarse y ser peligrosas. Las ampollas en la parte posterior o inferior del talón pueden hacer que algunas actividades diarias, como el simple hecho de caminar, sean tareas complicadas. Además, debido a su localización, se pueden inflamar, abrir e infectar. Si tienes una ampolla en el talón, necesitas más precaución en el cuidado y la cicatrización. Si la ampolla permanece intacta y no se abre, la barrera protectora formada por el líquido ayudara a acelerar el tiempo de cicatrización, pero si la ampolla se abre, necesitaras tener especial cuidado para prevenir la infección.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Calzado cómodo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    No la toques. Las ampollas, como las costras, son las defensas naturales del cuerpo contra lesiones. Las ampollas se forman cuando la piel se irrita debido a alergias, reacciones a los medicamentos o agentes irritantes diarios. Si la ampolla permanece intacta, la piel subyacente se curará sola. Siempre que sea posible, mantén la ampolla al aire, ya que esto acelerará el tiempo de cicatrización, y si tienes que usar calzado o calcetines, protégela con una venda. Para las ampollas en la planta del pie, protégelas con plantillas blandas.

  2. 2

    No retires la piel muerta. Después de unos días, la burbuja que forma la ampolla empezará a aplanarse mientras la piel subyacente empieza a curarse. Cuando esto ocurra, la capa superior de la piel se secará. Esta piel muerta al final se despegará como una costra. No quites la piel muerta tirando de ella o cortándola. La piel muerta de una ampolla está rodeada y pegada a piel viva, y al quitarla puedes causar un brote de la inflamación y una posible infección. No toques la piel muerta y déjala que se caiga por sí sola.

  3. 3

    Desinfecta las ampollas abiertas. Si la ampolla estalla o empieza a filtrar líquido, desinfecta la zona. Limpia la zona con jabón y agua y sécala con cuidado con una toalla limpia. Aplica una crema antibiótica y deja que la ampolla respire. Trata la ampolla abierta como una herida y desinféctala al menos dos veces al día.

  4. 4

    Protege la ampolla. Cuando no puedas dejar la ampolla al aire, protégela. Usa una pequeña capa de crema antibacteriana y aplica una venda. Para ampollas sensibles, puede que necesites usar plantillas blandas.

  5. 5

    Utiliza calzado adecuado. Para ampollas en el talón, evita usar zapatos que interrumpan el proceso de cicatrización. Siempre que sea posible, usa zapatos abiertos por la parte de atrás o chanclas. Si necesitas llevar zapatos cerrados, venda y acolcha la herida como lo explica el Paso 4.

  6. 6

    Cuidado con las infecciones. Los síntomas físicos de la infección incluyen náuseas y fiebre. Vigila también la ampolla para ver si muestra signos de infección, como aumento de la inflamación, sangrado, supuración o aumento del dolor. Si ves una línea roja que se forma en la zona de la ampolla, puede que tengas una infección. Si aparece cualquiera de estos síntomas, consulta a tu medico inmediatamente.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media