Cómo cuidar un esguince de rodilla

Escrito por jerrie lynn south - derose | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cuidar un esguince de rodilla
Es importante cuidar de un esguince de rodilla. (Photodisc/Photodisc/Getty Images)

Cuando las articulaciones como los codos, los hombros, las caderas y las rodillas se dañan, no solamente es doloroso y difíciles de mover, sino que existe la probabilidad de avanzar en el daño o acabar con un incremento de una afección permanente o de invalidez. Aquí está cómo cuidar un esguince de rodilla.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Unas bolsas de hielo
  • Unos analgésicos (sin receta u otros si son recetados por tu médico)
  • Unas muletas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Aplica una bolsa de hielo a la rodilla para hacer frente a cualquier inflamación que pueda haber ocurrido. Asegúrate de poner una toalla u otro trapo grueso sobre la rodilla antes de aplicar la bolsa de hielo, pues el frío posiblemente podría quemar la piel.

  2. 2

    Siéntate en una silla reclinable o en un sofá que hará posible que mantengas la pierna y la rodilla elevada tanto como sea posible. Trata de sostener la pierna lo más recta que se pueda, ya que manteniendo tu rodilla doblada podrías provocarle que se vuelva rígida y además impedir cualquier movimiento.

  3. 3

    Es importante caminar o estar de pie lo menos posible durante varios días para permitir que el tejido, los músculos, los tendones y las articulaciones se recuperen. Si vives solo, podrías considerar que un amigo, vecino o familiar te coloque una provisión de revistas, un libro, meriendas saludables y botellas de agua u otro líquido sobre una mesa al lado de donde estarás reclinado o establecido.

  4. 4

    Consigue un par de muletas para esos momentos en que tienes que moverte, como ir al baño o conseguir algo de comer o beber.

  5. 5

    Mantén un calmante para el dolor o un analgésico recetado por tu médico sobre la mesa cercana. Si tomas algunos otros medicamentos para otras enfermedades o afecciones médicas, ten estos colocados a tu alcance también.

  6. 6

    Las magulladuras comenzarán a disiparse después de varios días, pasando de negro y azul, al púrpura, al verde y luego desapareciendo por completo.

  7. 7

    Sigue todas las instrucciones dadas por el médico que diagnosticó tu lesión. Ponte en contacto con él de inmediato si tus dedos, pantorrillas o pies empiezan a sentir un hormigueo, entumecimiento o se hinchan. Si esto ocurre, podrías tener problemas con la circulación de la sangre en el esguince, sobre todo con la hinchazón de la rodilla lesionada.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles