Cómo cuidar un Ficus Benjamina

26
Ha sido de ayuda

Cómo cuidar los Ficus Benjamina. Ficus Benjamina, ¡la planta que te encanta odiar! La queja más común es que las hojas se vuelven amarillas y se caen dejando ramas desnudas, lo que no resulta muy atractivo a la vista. He aquí algunos consejos para mantener tu ficus saludable y floreciente.

Necesitarás

Otras personas están leyendo

Paso 1

¡Evita empapar a tu ficus! El error más común que la gente comete es añadir más agua una vez que las hojas empiezan a pintarse de amarillo. Esto lo opuesto de lo que tienes que hacer. Siente la superficie del suelo con la punta de tu dedo. Si sientes que esta seco a una pulgada por debajo de la superficie, es tiempo de regarlo. Si el suelo se siente húmedo, evita regarlo por un día o dos.

Paso 2

Proporciona mucha humedad, especialmente para las plantas nuevas. riega los ficus por lo menos dos veces al día.

Paso 3

Haz una bandeja de humedad llenando el plato de la planta de grava. El agua que se escurre se acumula en el platillo, lo que tiene dos ventajas: las raíces no se sentarán en el agua estancada, la causa más común para que se pudra la raíz, y el exceso de agua se evapora a través de la planta, proporcionando humedad adicional.

Paso 4

Selecciona un lugar con luz brillante y filtrada. Para determinar si la luz es lo suficientemente brillante para un ficus, deberás se capaz de ver tu sombra en la pared detrás del área que seleccionaste. Evita un área que reciba la luz del sol todo el día; el sol de la mañana temprano y el de la tarde está perfecto

Paso 5

Encuentra un lugar libre de corrientes de aire. Coloca el ficus benjamina lejos de las puertas que se abren o de las rejillas de la calefacción. Evita también los grandes ventanales que cambian de temperatura a lo largo del día.

Paso 6

Fertiliza tu ficus con fertilizante líquido de mediana potencia o con fertilizante de liberación lenta una vez al mes a lo largo de la temporada de crecimiento, de acuerdo con las instrucciones de la etiqueta. Evita colocar fertilizante en los meses invernales.

Consejos y advertencias

  • El ficus utilizará menos agua durante los meses invernales, así que asegúrate de revisar el suelo antes de regarlo.
  • Si las hojas comienzan a pintarse de amarillo y a caer, disminuye el agua e incrementa la humedad. No uses fertilizante hasta que las hojas dejen de caerse.
  • Usa un medidor de agua si no puedes determinar con tu dedo la cantidad de humedad en el suelo. Este ingenioso aparato mide la cantidad de humedad presente en el suelo y proporciona una lectura de seco, mojado, y de cuando hay que agregar agua.
  • Cultivar un árbol de ficus benjamina no es para los débiles de corazón; esta planta requiere de vigilancia constante.

Referencias

Lee este artículo

Comentarios

Más reciente