Cómo cuidar una flor de narciso sembrada en una maceta

Escrito por kate sheridan | Traducido por paulo roldan
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cuidar una flor de narciso sembrada en una maceta
Los narcisos blancos perfuman una habitación con su fragancia cuando crecen en interiores. (Dynamic Graphics/Polka Dot/Getty Images)

El género Narcissus incluye muchas especies e híbridos diferentes, entre los que se encuentran los narcisos comunes y los narcisos blancos. Las flores de Narcissus crecen a partir de bulbos, y tanto los narcisos comunes como los blancos pueden ser cultivados en macetas en interiores. Estas flores prefieren una habitación fresca con luz indirecta, en especial mientras están creciendo y antes de que florezcan.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Plato o platillo hondo
  • Regadera

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Narcisos comunes

  1. 1

    Mantén tu narciso en maceta en una habitación fresca, con poca luz, donde la temperatura sea de entre 50 y 60 grados Fahrenheit (entre 10 y 15,5 grados Celsius) durante la primera semana o hasta que sus brotes en crecimiento sean de color verde. Coloca la planta en una superficie plana lejos de la luz directa, y evita colocar tu narciso cerca de fuentes de calor, como los respiraderos del horno, zócalos o estufas de leña. El calor hace que crezca más rápido, acortando su vida útil.

  2. 2

    Coloca un platillo hondo o un plato pequeño bajo la maceta de tu narciso. A esta planta le gusta la tierra suelta y arenosa y drena el exceso de agua.

  3. 3

    Mueve tu narciso a una habitación o espacio tibio después de la primera semana. Cuando los brotes de tus plantas sean completamente verdes, el narciso disfrutará de un ambiente muy iluminado y donde la temperatura oscile entre 60 y 70 grados Fahrenheit (15,5 y 21 grados Celsius).

  4. 4

    Riega tus plantas cuando el suelo se sienta seco al tacto. Riega aplicando 1/4 de taza a la vez y espera un minuto después de cada riego, para ver si se filtra el exceso de agua en el plato. Deja de regar cuando el líquido se filtre.

    Narcisos blancos

  1. 1

    Coloca tus narcisos en maceta dentro de una habitación fresca con luz indirecta mientras los bulbos desarrollan sus raíces. Mantén la temperatura de la habitación o del área cercana a las plantas a una temperatura entre 50 y 60 grados Fahrenheit (entre 10 y 15,5 grados Celsius).

  2. 2

    Mantén un plato hondo debajo de la maceta para recolectar el agua. Nunca permitas que los bulbos se asienten en el agua, o la tierra se saturará de agua.

  3. 3

    Riega tus narcisos blancos semanalmente durante las primeras tres semanas. Introduce tu dedo a una profundidad de 1 pulgada (2,54 cm) en la tierra o medio de siembra para detectar la humedad. Si la tierra está seca, riega las plantas.

  4. 4

    Transfiere tus narcisos blancos en macetas a un alféizar soleado después de haber crecido durante tres semanas. Son plantas sedientas, por lo cual debes revisar sus necesidades de humedad todos los días para que cuenten con suficiente agua.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles