DESCUBRIR
×

Cómo cuidar las flores de kalanchoe

Actualizado 17 abril, 2017

El kalanchoe es una planta perenne de vistosa floración que no requiere muchos cuidados y que se puede cultivar tanto en contenedores como al aire libre, en un jardín seco diseñado para suculentas. Los grupos de flores, de brillantes colores, se desarrollan sobre todo en primavera, pero pueden llegar a hacerlo todo el año si la planta se encuentra en una maceta y se mantiene en un ambiente templado. Las flores del kalanchoe requieren abundante luz natural y muy poca agua. Estas plantas son muy “indulgentes”, así que si te olvidas de regarlas alguna vez, se recuperarán rápidamente en el siguiente riego.

Instrucciones

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images
  1. Planta el kalanchoe en un lugar soleado. Si utilizas un contenedor, colócalo en el alféizar de una ventana que reciba abundante luz durante el día. Si vas a poner la planta en un jardín exterior, busca una ubicación en la que reciba luz parcial o plena.

  2. Una vez plantado el kalanchoe, riégalo bien. Deja que la tierra se seque parcialmente antes del siguiente riego. Si lo cultivas en contenedor, riégalo solamente cuando la tierra de la parte superior parezca seca. Si lo tienes en el jardín, puedes regarlo a diario; pero ten en cuenta que, si tienen demasiada agua, sus hojas se volverán amarillas. Si esto ocurre, córtalas y reduce la cantidad de agua que reciben a diario.

  3. Si lo consideras necesario, puedes rociar ligeramente las hojas con la ayuda de un aerosol para eliminar el polvo y la suciedad que hayan podido acumular. Corta las hojas marchitas con unas tijeras para mantener la planta sana y con buen aspecto.

Consejos

  • Si deseas que tu kalanchoe tenga flores todo el año, plántalo en un contenedor portátil que puedas llevar al interior durante las estaciones lluviosas o cuando las temperaturas estén por debajo de los 50 °F (10 °C).

Advertencias

  • Si utilizas un contenedor sin agujero de drenaje, procura no regar la planta en exceso o las raíces podrían comenzar a pudrirse.

Necesitarás

  • Una planta de kalanchoe
  • Una regadera
  • Un aerosol
  • Luz solar
  • Un contenedor (opcional)