Cómo cuidar a un gato moribundo

Escrito por ehow contributor | Traducido por eduardo moguel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cuidar a un gato moribundo
(Tabby cat taking a cat nap on a pair of shoes image by mario beauregard from Fotolia.com)

Cómo cuidar a un gato moribundo. Perder una mascota querida es muy difícil. Sin embargo cuidar a tu gato en sus días finales es un acto de amor y compasión desinteresado. Además de darte la oportunidad de compartir unos últimos momentos con tu querida mascota, te dará la posibilidad de ofrecerle a tu gato la mejor calidad de vida en sus últimos días y ofrecerle una muerte gentil.

Nivel de dificultad:
Difícil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Lleva a tu gato con el veterinario inmediatamente si ves uno o más de estos signos: dificultad para respirar, problemas para orinar o defecar, perdida de apetito, vómitos excesivos, diarrea, dificultad para ver o escuchar, sangrado, dolor profundo o incomodidad al moverse, ataques o convulsiones, falta de respuesta o comportamiento atípico peligroso o incontrolable.

  2. 2

    Obtén un diagnóstico de tu veterinario, incluso si son malas noticias. Tu veterinario te explicará la enfermedad o lesión y hará un diagnóstico, incluyendo posibles tratamientos, cualquier dolor incomodidad que tu gato pueda sufrir ahora o después y cuanto tiempo le queda. Discute todas las opciones, incluyendo los esfuerzo y costos involucrados. Algunos gatos requieren comida especial, medicamentos como píldoras e inyecciones, terapias de fluidos, limpieza de heridas o alimentación a mano. Esta información te ayudará a tomar la mejor decisión posible para los intereses de tu gato en estos momentos difíciles y te ayudará a prepararte para los días por venir.

  3. 3

    Habla con tus familiares y amigos. Necesitarás su apoyo y deben lidiar con la enfermedad e inminente muerte del felino. Discute el diagnóstico y las opciones y decide cuál es la mejor forma en la que puedes cuidar a tu gato.

  4. 4

    Mantén a tu gato tan cómodo y feliz como puedas. Si el veterinario lo aprueba, dale golosinas. Algunos gatos duermen más y buscan espacios aislados para esconderse y descansar. Limita el ruido, el estrés y el contacto que pudiese asustarlo. Asegúrate de que los niños en la casa entiendan que el gato está enfermo y asegúrate que traten a su amigo con gentileza y compasión.

  5. 5

    Decide cuando dejar ir. Ésto será cuando las medicinas no puedan controlar más el dolor de tu mascota. Los gatos muestran dolor llorando, respirando rápidamente, dejando de comer y mostrando incomodidad al ser tocados. Un gato moribundo puede entrar en shock. Decide rápidamente y actúa de forma que el sufrimiento del gato y el tuyo no sean prolongados innecesariamente. Recuerda que por mucho que duela la decisión de dormirlo, es un acto de amor.

  6. 6

    Contacta a tu veterinario y haz los arreglos para dormir a tu gato. Puede que necesites transportarlo con cuidado hasta el hospital veterinario, aunque algunos veterinarios irán a tu hogar.

  7. 7

    Evita las despedidas dramáticas y largas que podrían traumatizar al gato. Su bienestar es lo principal.

  8. 8

    Decide si te quedarás o no junto al gato. No hay virtud ni vergüenza en ninguna de las dos opciones. Los veterinarios tienen experiencia y compasión y tratarán a tu mascota con gran cuidado. Si decides quedarte, serás llevado a un cuarto privado. Tu veterinario o técnico te hablará del procedimiento. Puede que lo lleven a otra área para un rápido examen y administrarle medicamentos o sedantes. Luego te traerán a tu mascota para un último adiós. Si decides esperar en la recepción, el veterinario te avisará cuando todo haya terminado.

  9. 9

    Piensa en que harás con el cuerpo del gato. Muchas instituciones proveen varias opciones, incluyendo entierro y cremación. El hospital veterinario puede ayudarte con los arreglos.

  10. 10

    Haz tu duelo. Es natural y entendible sentirse despojado después de perder a tu querida compañía. Recuerda que aunque sufres ahora, tu gato no lo hace más. El tiempo ayuda y hay muchos recursos disponibles para recuperarte de tu perdida. Mientras el duelo se desvance, comenzarás a recordar los tiempos felices con tu amado gato y la buena vida que le diste.

Consejos y advertencias

  • Mucha gente se culpa por las enfermedades y muerte de su gato. Algunos deciden que tomaron la decisión de dormirlo muy pronto o muy tarde. En realidad, no hay un momento "correcto" para aplicar la eutanasia a un gato moribundo. Tu veterinario puede aconsejarte y tu conoces a tu gato mejor que nadie. Lo amaste y cuidaste a en vida y muerte y no tienes ninguna culpa.
  • Algunos dueños retrasarán la eutanasia para que algún miembro de la familia pueda despedirse. Aunque el deseo es bien intencionado, un retraso puede que no sea lo mejor para la mascota. Un gato moribundo puede sentirse desorientado e incomodo, incluso también puede estar sufriendo. Considera si retrasar la decisión resulta en sufrimiento innecesario para tu gato. Él necesita que pongas sus necesidades primero.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles