Cómo cuidar un gato persa

Escrito por ehow contributor | Traducido por sebastian castro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cuidar un gato persa
(gato image by Frank Stone from Fotolia.com)

La parte más difícil de cuidar un gato persa será, sorpresa, mantener su pelo gloriosamente largo sin enredar.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

    Sección 1

  1. 1

    Consulta a tu veterinario sobre su alimentación si tienes un cachorro menor a 6 semanas.

  2. 2

    Alimenta a los cachorros menores a 6 meses con alimento para gatos enlatado tres o cuatro veces por día.

  3. 3

    Reduce la alimentación a dos veces por día entre los 6 y los 8 meses de edad.

  4. 4

    Mantén la comida seca y el agua fresca disponible para el gato a toda hora.

  5. 5

    Cambia a alimento para adulto al año de edad. Mezcla 1/4 de comida para adulto con 3/4 para cachorros y aumenta gradualmente la cantidad de comida para adulto durante 5 o 10 días.

  6. 6

    Alimenta a tu gato con comida de calidad, evita las marcas genéricas. No alimentes a tu gato con comida para otros animales, los gatos tienen requerimientos alimenticios específicos.

  7. 7

    Mezcla el alimento para gatos húmedo con el seco. A los gatos también les gusta la variedad.

  8. 8

    No le des huesos a tu gato y evita la comida cruda. Las sobras de la cena están bien moderadamente.

  9. 9

    No le des leche a tu gato, podría causarle diarrea.

  10. 10

    Esteriliza a las gatas en los 4 a 6 meses de edad y a los gatos entre los 6 y 7 meses. Las gatas pueden entrar en celo y comenzar a reproducirse a los 4 meses y volver a quedar embarazadas nuevamente mientras todavía están amamantando a su primera camada, por lo tanto no esperes.

  11. 11

    Coloca una etiqueta de identidad con tu dirección y número telefónico en el collar de tu gato.

  12. 12

    Quita los deshechos de la bandeja de piedras diariamente, límpiala y vuelve a llenarla con piedras semanalmente.

  13. 13

    Peina el pelo de tu gato persa todos los días y dale un baño semanalmente para mantener su piel limpia y libre de nudos. Si su pelo se enreda mucho, afeitarlo podría ser la única solución.

  14. 14

    Limpia los ojos y la nariz de tu gato persa a menudo; tienden a producir secreciones.

Consejos y advertencias

  • Los gatos persas se mantienen mejor en el interior, ya que su piel se vuelve sucia y desprolija si están en el exterior. Los gatos pueden ser felices en el interior si tienen una mascota de compañía, juguetes, postes para rascar, cornisas de ventanas y mucha atención de tu parte.
  • Podrías entrenarlo para que camine con un lazo o un arnés, pero ten cuidado con los perros.
  • Sostén a tu gato con una mano debajo de su pecho y con la otra en sus piernas traseras, manteniéndolo cerca de ti.
  • Juega con tu gato o cachorro con juguetes, no con tus manos, ya que los podrías provocar para que te muerda y se vuelva agresivo. Si tu gato muerde, sóplale la cara antes de quitar tu mano.
  • Recompensa a tu gato cuando se porte bien en lugar de utilizar castigos físicos cuando se porta mal, que sólo hará que se asuste al verte o causará que se porte mal cuando te vayas. Un ruido fuerte o un chorro de agua pueden ayudar a detener un mal comportamiento. Dale su propio "jardín" (de una veterinaria o tienda de mascotas) para que no se coma tus plantas, algunas de las cuales podrían ser venenosas. Para evitar que se coma las plantas, coloca ladrillos de cedro o pimientos en la tierra o cuelga las plantas lejos del alcance de tu gato.
  • Además de causar estragos en el pelaje de tu gato persa, el exterior tiene muchos peligros posibles, incluyendo peleas, enfermedades, la posibilidad de perderse, hipotermia, trampas y la posibilidad de que lo roben.
  • Los objetos pequeños como botones, agujas, cordones y oropeles pueden ser peligrosos si tu gato se los come.
  • Mantén los químicos para la casa y las medicinas en lugares seguros contra la curiosidad de tu gato.
  • Algunas plantas, como las flores de pascua, pueden ser mortales para tu gato, así como el agua de la base de tu árbol de navidad.
  • Retira la comida no ingerida por el gato luego de 10 minutos; comer en exceso puede causarle vómitos o diarrea.
  • Tu gato puede ahogarse o sofocarse con las bolsas de plástico con manijas.
  • Esconde los cables eléctricos, ya que tu gato podría querer morderlos.
  • Mantén las tapas del baño bajas. Beber el agua de esos sitios podría hacer que se enferme y en el peor de los casos, que se ahogue.
  • Asegúrate de que las ventanas sean seguras. Los gatos no siempre caen de pie y no tienen percepción de la profundidad.
  • Si tu gato se rehúsa a utilizar la bandeja de deshechos, consulta a tu veterinario, ya que podría tener un problema de salud.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles