Cómo cuidar de un geranio

Escrito por julie christensen | Traducido por mariana palma
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cuidar de un geranio
Los geranios tienen flores coloridas todo el verano. (John Keatley/Lifesize/Getty Images)

Puedes cultivar geranios en macetas, canastas o en el suelo. Esta especie florece desde fines de mayo (en el hemisferio Norte) hasta que aparecen las primeras heladas, pero en algunas regiones pueden florecer casi todo el año. Los geranios rojos son la variedad más cultivada, pero también existen de color rosa, fucsia, blanco, coral o multicolor. En climas fríos, se los cultiva como planta anual o se los tiene adentro del hogar durante el invierno. En ese caso, no florecerán tanto como cuando están afuera, pero con un poco de cuidado permanecerán saludables y reanudarán su crecimiento cuando vuelvan los días soleados.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Fertilizante general 10-10-10
  • Una pala
  • Una maceta de 8 pulgadas (20,3 cm) de diámetro con orificios de drenaje
  • Tierra para maceta
  • Luz de crecimiento
  • Tijera de podar

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Cultivo en el exterior

  1. 1

    Incorpora al suelo 1 libra (450 g) de fertilizante 10-10-10 por cada 100 pies cuadrados (9,3 m²) de tierra antes de plantar los geranios. Si los cultivas en maceta aplica fertilizante líquido cada dos semanas, siguiendo las instrucciones del envase.

  2. 2

    Planta los geranios en el exterior luego de la última helada. En climas templados, ésto ocurre generalmente a fines de mayo. Plántalos en un suelo fértil y bien drenado, donde reciban al menos ocho horas de luz solar por día.

  3. 3

    Riega los geranios para que estén húmedos pero no saturados. Hacerlo una vez por semana es suficiente, aunque pueden requerir más agua durante los meses cálidos. Para geranios en macetas, riega varias veces por semana si es necesario.

  4. 4

    Corta las flores marchitas y deséchalas. Ésto evita que el geranio produzca semillas, promueve el crecimiento de nuevas flores y mantiene a la planta con aspecto saludable.

    Geranios en invierno

  1. 1

    Saca a los geranios del suelo usando una pala antes de la ocurrencia de la primera helada. Llena una maceta de 8 pulgadas (20,3 cm) y coloca en ella la planta. Compacta el suelo con tu mano y poda la planta hasta reducirla a la mitad.

  2. 2

    Riega los geranios para que estén levemente humedecidos y colócalos en una ventana que reciba sol. Deja que se sequen entre cada riego, ya que son propensos a desarrollar podredumbres radiculares. Los geranios que se cultivan dentro del hogar prefieren temperaturas de entre 60 y 65 ºF (entre 15 y 18 ºC), pero deben recibir luz solar. Coloca una luz fluorescente de crecimiento a 10 o 12 pulgadas (25 a 30,5 cm) sobre la planta si no tienes luz solar adecuada.

  3. 3

    Poda ocasionalmente los geranios para que tengan menos de 8 pulgadas (20,3 cm) de altura. La poda promueve el crecimiento compacto y fornido. Elimina hojas muertas o enfermas. Vuelve a llevar los geranios afuera cuando regresen las temperaturas cálidas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles