Cómo cuidar tu hígado

Escrito por wirnani garner | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cuidar tu hígado
(Creative Commons License, by: r.e. wolf, copyright: February 2007, Creative Commons License, by: La tartine gourmande, copyright: June 2008, Creative Commons License, by: EEY, copyright: September 2007, Creative Commons License, by: howzey, copyright: April 2008, Creative Commons License, by: Senor Cthulhu, copyright: June 2007, Creative Commons License, by: ppbaby888, copyright: November 2006)

El hígado es un órgano glandular muy importante de tu cuerpo. Este órgano de color marrón rojizo está situado debajo del diafragma, en la parte derecha del abdomen y pesa alrededor de 3 libras. Es el responsable de funciones cruciales del cuerpo como la secreción de bilis (que es esencial para la emulsificación y absorción de las grasas), la conversión del azúcar en glucógeno (que se almacena entonces en los músculos para cuando se lo necesita), la producción de úrea (el componente principal de la orina) y aminoácidos y la filtración de toxinas de la sangre para evitar el almacenamiento de las impurezas. Es básicamente uno de los órganos que mantiene trabajando a nuestro sistema, así que es importante cuidarlo para poder llevar una vida sana.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Come correctamente para mantenerlo sano. Las comidas ricas en proteínas, como la carne, los huevos, las nueces y las legumbres, son excelentes para el hígado, así como también frutas frescas como la papaya, la palta y la sandía. Para defender al hígado de enfermedades consume espinaca, coliflor, pepino, zanahoria, tomate, arvejas y repollo. Entre otras comidas que ayudan a desintoxicarlo están el brócoli, el ajo, la remolacha, la cebolla, el gérmen de trigo y los hongos.

    Cómo cuidar tu hígado
  2. 2

    Controla la ingesta de grasas. Las comidas que son grasas y aceitosas, como el tocino, el salame, las patatas fritas y las salchichas no son sanas para el hígado, como tampoco lo son algunos productos lácteos como los helados y el queso. Las comidas procesadas, como la carne disecada y los perros calientes, son también consideradas como dañinas para el hígado. Contienen grasas saturadas que le resultan muy difíciles de procesar.

  3. 3

    Pon límites cuando consumas bebidas con alto contenido de cafeína. Las gaseosas, el café y el té son consideradas dañinas cuando las consumes en grandes catidades, trata de limitarlas a un máximo de 3 tazas por día.

    Cómo cuidar tu hígado
  4. 4

    Toma mucha agua. El agua es el mejor agente cuando se trata de limpiar el hígado. Ayuda a eliminar las toxinas de tu cuerpo, vigorizando de esta manera todo tu sistema. Los jugos frescos, como los de naranja y limón, son buenos para ti, porque contienen ácidos sanos que son beneficiosos para una limpieza general tanto del hígado como del cuerpo.

  5. 5

    Monitorea la ingesta de azúcar. Consumir mucho azúcar refinada no solamente no es sano para el hígado, sino que no lo es para todo tu sistema. Cuando el hígado procesa demasiado azúcar, lo convierte en grasas y colesterol; y tener un alto porcentaje de ambos agentes será contribuir a que aumentes de peso y a que corras el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Ingerir muchos edulcorantes artificiales también es perjudicial para el hígado y aumentará el riesgo de que sufras de fatiga general o hipoglucemia.

    Cómo cuidar tu hígado
  6. 6

    Evita tomar mucho alcohol. Al hígado le resulta difícil procesar el licor, la cerveza y el vino. Uno a dos tragos de alcohol por día no son dañinos si tienes un hígado sano. Pero no se recomienda beber 3 o más ya que puede derivar en una hepatitis alcohólica. La gente que sufre del hígado no debería beber nada de alcohol. Lo mismo se recomienda para individuos que estén medicados: mezclar alcohol con analgésicos u otro tipo de medicación puede ser peligroso para el hígado.

  7. 7

    Deja de fumar y manténte alejado de vapores y líquidos tóxicos. El aire que aspiran los pulmones lo filtra tu hígado. Así que si estás respirando aire de un entorno insano, hay posibilidades de que tu hígado se dañe. La gente que fuma tinen un alto riesgo de desarrollar cáncer de hígado y otro tipo de enfermedades involucrando a los órganos principales. Los insecticidas y los rociadores para insectos, los removedores de pintura, los productos de limpieza en aerosol o líquidos, y las lacas para el cabello deberían ser usados con cuidado. Usa una máscara para evitar la inhalación de los vapores que puedan dañar tu hígado.

    Cómo cuidar tu hígado
  8. 8

    Usa protección cuando tengas sexo y evita compartir efectos personales. Algunas enfermedades del hígado como la hepatitis se transmiten por la sangre y por los fluídos corporales. Así que usa condones y evita compartir efectos personales como el cepillo de dientes, la máquina de afeitar o los equipos de manicura, especialmente si tu pareja está sufriendo de una enfermedad del hígado.

    Cómo cuidar tu hígado
  9. 9

    Visita a tu médico y agenda una fecha para darte la vacuna contra la hepatitis. Las hepatitis A y B son las más comunes de las enfermedades del hígado. Darte la vacuna te ayudará a protegerte de los virus contagiosos que le pueden causar un gran daño.

Consejos y advertencias

  • Las drogas como valium (diazepan) y Restoril (temazapam) deberían ser tomadas de acuerdo a las instrucciones de tu médico. Grandes cantidades de estas drogas pueden, potencialmente, ser dañinas para el hígado.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles