Cómo cuidar de lentes con un recubrimiento antirreflectivo

Escrito por jessica pestka
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

El recubrimiento antirreflectivo, o AR, se ha convertido en una adición a los anteojos recetados y los lentes de sol crecientemente popular. Éste provee una amplia variedad de beneficios, tanto cosméticos como ópticos, pues permite que más cantidad de luz atraviese las lentes, lo cual las hace lucir mejor gracias a la menor cantidad de reflejos y hace que haya un aumento de la agudeza visual. Estas ventajas no vienen sin un pequeño precio: las lentes con este tipo de recubrimiento tienden a verse sucias rápidamente y se rayan con más facilidad que las lentes ordinarias. Aunque los recubrimientos antirreflectivos actuales son significativamente más fuertes y más fáciles de limpiar, requieren de atención si se desea conservarlos en buen estado. Las lentes que actualmente vienen con este recubrimiento a menudo tienen una capa hidrófuga para repeler el agua y una capa resistente al rayado para aumentar su durabilidad. Por otro lado, debes tener presente que que existen numerosas marcas de recubrimientos antirreflectivos que difieren enormemente en calidad. Siempre consulta con tu proveedor de anteojos o con el fabricante de la lente para obtener instrucciones de limpieza apropiada.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Anteojos con recubrimiento antirreflectivo
  • Un paño suave libre de pelusas
  • Detergente líquido suave
  • Agua o solución limpiadora especializada

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Cepilla o enjuaga toda la suciedad, polvo o partículas de las lentes. Enjuagar las lentes bajo un chorro de agua fría es preferible, ya que esto asegura la remoción de toda la suciedad. Saltarse este primer paso a la larga resultará en rayones en las lentes que no podrán eliminarse.

  2. 2

    Aplica a las lentes una pequeña cantidad de jabón para manos diluido en agua o detergente lavavajillas.

  3. 3

    Frota suavemente el agua jabonosa contra las lentes para limpiar toda la superficie.

  4. 4

    Enjuaga completamente las lentes bajo un chorro de agua. Continúa enjuagando las lentes hasta que el agua que corre esté limpia. Golpetea o sacude suavemente a las lentes para eliminar el exceso de agua.

  5. 5

    Seca las lentes con el paño para limpiar lentes provisto por tu óptico o un paño suave libre de pelusas.

Consejos y advertencias

  • Las soluciones de limpieza etiquetadas “AR Safe” pueden utilizarse para limpiar en lugar de agua jabonosa.
  • Los paños pre-humedecidos para limpiar lentes son la manera más segura de cuidar de tus lentes con recubrimiento AR cuando no hay agua disponible.
  • Usa un paño suave para limpiar lentes para quitar manchas y huellas dactilares entre limpieza y limpieza. Nunca intentes eliminar en seco toda la suciedad de la superficie de la lente.
  • Nunca limpies tus lentes con recubrimiento AR con amoníaco o con productos que contengan amoníaco o cloro.
  • Nunca limpies tus lentes con recubrimiento AR en seco. Esto resultará en finos rayones que dañarán la integridad del recubrimiento.
  • Nunca utilices productos de papel, como toallas de papel o pañuelos de papel, para limpiar tus lentes con recubrimiento AR. Las fibras de madera rayarán las lentes.
  • No utilices suavizante para ropa cuando laves la toalla o paño utilizado para limpiar tus lentes. Esto puede dejar un residuo o una película en tus lentes.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles