Cómo cuidar los libros

Escrito por contributing writer | Traducido por diana i. almeida
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cuidar los libros
Haz que tus libros perduren. (PhotoObjects.net/PhotoObjects.net/Getty Images)

Los libros son maravillosas adquisiciones para nuestra vida, nos llenan con maravilla y conocimientos. Es bueno saber cómo cuidarlos para que duren por muchos años y pasen a futuras generaciones, algunos libros tienen mucho valor y necesitan un cuidado especial; sin embargo, todos los libros deben ser manejados con afecto y cuidado.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Mantén el dorso del libro en buenas condiciones. Coloca tu libro sobre su lado trasero, ábrelo y presiona con cuidado, y ligeramente a lo largo de la línea del dorso. Reduce la rigidez del libro con este paso, pues previene que se rompa el dorso con facilidad. El dorso del libro es uno de los primeros lugares que se desgasta y rompe, y el daño causado disminuye el valor del libro.

  2. 2

    Quita la capa de polvo de la cubierta del libro y colócalo en un lugar seguro para evitar que se ensucie, hacerlo también evita que se rompa el libro accidentalmente cuando lo estás leyendo. Compra fundas temporales para cubrir la cubierta delantera y trasera de los libros para cuidarlas de que no se ensucien.

  3. 3

    Mantén los libros en una temperatura estable. No permitas que les de mucho calor a los libros, pues se vuelven frágiles y se rompen fácilmente; mucha humedad puede causar moho, lo que también lo arruinaría. Guarda los libros en un lugar fresco y seco.

  4. 4

    Guarda tus libros en un lugar elevado como un estante, pero sin que estén demasiado juntos. Sólo apila libros que pesan más de lo normal, colócalos sobre uno de sus lados. Nunca encimes todos tus libros en un estante y asegúrate de que éste puede soportar todo el peso.

  5. 5

    Siempre utiliza un separador para que no dobles la hoja donde dejaste tu lectura. Doblar la hoja deja una ligera marca, como la oreja de un perro, que luce mal y molesta al mirarla.

  6. 6

    Con suavidad repara las hojas dañadas antes de que empeoren. Compra una cinta especial de libros para reparar. La cinta es libre de ácidos, por lo que protege las hojas delicadas, tampoco cuartea o reseca como lo haría una cinta regular.

Consejos y advertencias

  • Compra dos libros: uno para leer y otro para coleccionar.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles