Cómo cuidar y mantener saludable a un perrito pequinés

Escrito por catherine hiles | Traducido por esteban arenas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cuidar y mantener saludable a un perrito pequinés
El entrenamiento en casa es difícil para los pequineses, trata de empezar lo antes posible. (Portrait of pretty pekingese dog image by Stana from Fotolia.com)

El pequinés es un perro pequeño, y muy afectuoso que sirve de buena compañía. De acuerdo al Club Americano Kennel, el pequinés es inteligente y siempre está ansioso por aprender y requiere un mínimo de ejercicio diario. Este perro tiene pelo largo, áspero y recto y una capa de pelo suave bajo la superficie. Los cachorros son amorosos y obstinados, y con la cantidad adecuada de cuidados y amor pueden crecer como perros sanos y equilibrados.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Caja
  • Recompensas
  • Platos de agua y comida
  • Comida de cachorro
  • Agua
  • Correa
  • Juguetes

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Comienza el control de esfínteres tan pronto como el cachorro entre en tu casa, ya que el pequinés es especialmente difícil de educar. Usa recompensas como una herramienta de entrenamiento para evitar accidentes y proteger tus muebles de sus afilados dientes. Lleva al cachorro fuera tan seguido como sea posible, especialmente después de comer, beber, dormir y jugar. Felicita al cachorro cuando haga sus necesidades fuera.

  2. 2

    Alimenta a tu pequeño pequinés con comida de cachorro que tenga dentro de sus principales ingredientes carne, y que no contenga maíz, productos de soja, conservadores artificiales, subproductos o digestivos para animales. Pregunta a un veterinario cuál es la mejor comida para tu cachorro. Alimenta al perrito por lo menos tres veces al día y asegúrate que tenga agua fresca constantemente. La cantidad de comida que debes darle depende del peso del cachorro. Ve la bolsa para chequear la cantidad diaria recomendada para un perrito por su peso. Los pequinés ganan peso fácilmente, así que no lo sobrealimentes. Si notas que tu cachorro empieza a verse pasado de peso reduce la cantidad de comida y pregunta a tu veterinario por una dieta y el tipo de ejercicio recomendado.

  3. 3

    Haz que tu cachorro sea vacunado contra enfermedades infecciosas como parvovirus y moquillo, los que pueden ser fatales si no las tratan. No lleves a tu cachorro a un lugar público hasta que tenga todas sus vacunas, alrededor de los cuatro meses. Los pequineses son propensos a resfriados, así que aléjalo de perros enfermos para evitar que enferme. No lo expongas a temperaturas extremas ya que por su hocico corto es propenso a enfermedades respiratorias, que son más frecuentes durante temperaturas muy calientes o muy frías.

  4. 4

    Entrena a tu cachorro con órdenes sencillas de obediencia. Empieza con "siéntate" y sostén un premio sobre la nariz del perrito y atráelo hacia atrás usando el premio. El trasero del cachorro terminará en el piso automáticamente. Trabaja en órdenes básicas de obediencia como "abajo", "quieto" y "ven". Los pequineses son perros de carácter fuerte que necesitan una mano firme; sin embargo también son sensibles y siempre pueden ser entrenados usando reforzadores positivos.

  5. 5

    Ejercita a tu cachorro con la correa hasta que sea suficientemente grande para salir. Recuerda que el pequinés no necesita una gran cantidad de ejercicio al día y una caminata diaria será suficiente. Juega con tu cachorro cada día para mantener su mente estimulada y prevenir que se aburra. Compra varios juguetes y cámbialos cada ciertos días para mantenerlo emocionado.

  6. 6

    Establece límites y haz reglas para que el cachorro obedezca. Haz que se siente antes de que lo alimentes y después de ponerle la correa. Si decides no dejar que el cachorro suba a la cama, asegúrate que todos los miembros de la familia sigan esta regla o el perrito estará confundido. Los pequineses a veces desarrollan problemas de carácter conocidos como Síndrome del perro pequeño. Este problema de comportamiento ocurre con razas pequeñas que no tienen reglas o límites y pueden causar agresión. Trata a tu pequinés como un perro de cualquier tamaño reforzando las reglas como la de no brincar para evitar este problema.

Consejos y advertencias

  • Si alguna vez te sientes frustrado cuando lo estés entrenando, toma un descanso y regresa cuando estés calmado, de otra manera el perro tomará tu frustración y las sesiones terminarán de manera negativa.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles