Cómo cuidar una perforación de nariz

Escrito por mai bryant | Traducido por alejandra rojas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cuidar una perforación de nariz
(Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images)

Los anillos para la nariz tienen mucho estilo pero tener uno sucio no es algo tan atractivo, especialmente si es visible desde el exterior. Ya sea plano o una pequeña pieza de diamante, hay mucha gente que verá la joya de tu nariz y que esperan lo peor. Acéptalo, un anillo mal cuidado es nada menos que un escándalo y puede enviar tu factor fabuloso directamente bajo cero. Es por eso que es importante mantenerlos limpios y libres de suciedad que pueda secarse y acumularse.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Sal marina
  • Taza
  • Solución salina estéril
  • Jabón antibacterial
  • Bolas de algodón
  • Basurero
  • Hisopos
  • Toallas de papel

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Toma una taza y haz tu propia solución de sal al combinar un cuarto de cucharadita de sal marina en 8 onzas de agua tibia. Si el trabajo manual no es lo tuyo y prefieres comprar la solución salina ya hecha, ve a tu tienda de abarrotes y compra la solución estéril en botella.

  2. 2

    Lava tus manos con un jabón antibacterial y agua antes de tocar el anillo. A menos que una infección repulsiva y con supuración en tu nariz no suene tan mal, lava tus manos cada vez que tus dedos se acerquen a la joya (o mejor aún no la toques a menos que la estés sacando o limpiando).

  3. 3

    Vierte la solución en una bola de algodón hasta que esté completamente saturada. No seas tímido - en verdad, mójala o empápala en la solución salina de tu taza.

  4. 4

    Mírate al espejo y coloca el algodón empapado en la parte visible (afuera) del anillo. Aprieta suavemente y gira el aro un poco para que la solución trabaje bien dentro de la perforación y en el poste. Sostenlo ahí por un minuto y luego podrás tírarlo a la basura con cualquier suciedad que haya salido.

  5. 5

    Toma otra bola de algodón y empápala con la solución así como hiciste con la primera. Esta vez colócala dentro de tu nariz (si, dentro de tu nariz) sobre el cierre interior del anillo y aprieta suavemente para limpiarlo. Tira el algodón sucio en la basura.

  6. 6

    Toma un hisopo y mójalo con la solución salina o la mezcla de sal. Ahora que cualquier escombro del anillo se suavizó, puedes usar tu hisopo mojado para quitar cualquier resto de costra en la parte visible del aro de la nariz. Repite con otro hisopo hasta que esté completamente limpio.

  7. 7

    Toma una bola de algodón limpia o una toalla de papel sin usar y limpia suavemente alrededor del anillo para secar el exceso de humedad.

Consejos y advertencias

  • No utilices alcohol o peróxido de hidrogeno para limpiar tus aretes.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles