Cómo cuidar pezones perforados

Escrito por jillian downer | Traducido por juan ignacio ceviño
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cuidar pezones perforados
El piercing de pezón debe curarse como cualquier herida abierta.

Hoy en día es posible atravesar casi todo el cuerpo, pero es muy popular el piercing del pezón. El cuidado de los pezones perforados es más difícil y puede muchas veces ser más doloroso que la perforación en sí, pero con el tratamiento adecuado y el cuidado, puedes hacer que el proceso de curación sea un poco más rápido y mucho más llevadero. Un pezón perforado es esencialmente una herida abierta y se debe tratar como tal. Trabaja en un ambiente estéril y asegúrate de que tu equipo, incluyéndote, sea limpio y estéril.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Sal marina
  • Jabón antibacteriano
  • Aceite Emú
  • Solución salina
  • Bolas de algodón
  • Hisopos
  • Vasos pequeños de papel o pequeño vaso de agua
  • Paño limpio
  • Toallas de papel

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Sé amable. Los pezones son un área extremadamente sensible del cuerpo y están llenos de nervios. Una de las cosas que hace tan difícil la curación de ñps pezones es que están constantemente estimulados por disparos externos e internos. Ten cuidado al limpiar el área y trata de tocarlo lo menos posible hasta que esté completamente recuperado.

  2. 2

    Lava tus manos. Uno de los errores que la gente comete al cuidar de su nuevo piercing es que se tomen todas las precauciones necesarias para desinfectar su pezón, pero ninguno de los mismos pasos para desinfectar a sí mismos. Tus manos estarán involucradas en todas las partes del proceso de limpieza, por lo que es importante que estén limpias y desinfectadas. Lávate las manos durante al menos 30 segundos con jabón y agua tibia.

  3. 3

    Remoja tu perforación. Llena un vaso pequeño de agua o vaso de papel con agua tibia. Disuelve aproximadamente 1/4 cdta. de sal marina en el agua. Inclínate hacia el fregadero y sumerge el pezón en el agua y presiona la boca del vaso contra el pecho para crear un sello. Una vez que se haya creado un sello, puedes ponerte de pie, pero asegúrate de sujetar el vaso contra el pecho. Sumerge el pezón durante 5 a 10 minutos.

  4. 4

    Limpia tu piercing. Una vez que has remojado la zona, es necesario limpiar y desinfectar. Utiliza la toallita o un algodón para limpiar el agua del remojo. Ten cuidado alrededor de la zona donde la perforación penetra en la piel y evita pulsar las costras dentro del agujero. Limpia toda la piel seca y muerta. Aplica jabón líquido con un hisopo y limpia los orificios del arete, la piel y la perforación. Enjuaga el área con agua tibia y asegúrate de obtener todo el jabón.

  5. 5

    Lava con solución salina. Después de haber empapado y completamente limpiado la perforación, puedes terminar con la solución salina. La solución salina es ideal para el proceso de curación y es muy calmante para dolor en los pezones. Coloca una bola de algodón sobre la piel debajo de la perforación y moja toda el área con la solución. La bola de algodón evitará que la solución gotee sobre tu estómago.

  6. 6

    Gira tu arete. Hay argumentos en contra de la rotación tu arete, pero este es un paso importante en el proceso de curación y para evitar que el arete quede atrapado en la piel. Dicho esto, es necesario tener mucho cuidado con no dañar la herida al girar tu arete para prevenir costras. Sólo rota el arete cuando estás en la ducha, después de que la zona se ha empapado durante unos 10 minutos. Asegúrate de que toda la piel muerta y seca, se haya eliminado de los agujeros antes de girar el arete. Con los dedos, aplica un poco de jabón, y luego gira lentamente el arete ida y vuelta varias veces. Enjuaga y gira unas cuantas veces más, asegurándote de que todo el jabón se elimine por completo.

  7. 7

    Pon límites a tus pezones. No tienes que abstenerte de tener relaciones sexuales, pero tienes que dejar a tus pezones fuera de la ecuación por un tiempo. Dile a tu compañero que se mantenga alejado de tu pecho y los pezones hasta que el área esté completamente curada. La boca humana es uno de los depósitos de la mayoría de las bacterias y si pone la boca en tus pezones antes de ser sanado, puedes tener una infección desagradable. Además, tendrás que evitar tirones, pellizcos y cualquier otro tanteo a tus pezones durante unos 2 meses.

Consejos y advertencias

  • Si utilizas un paño de tela, debe estar recién lavado cada vez que lo utilices. Las toallas de tela usadas albergan bacterias y gérmenes y estos pueden ser transferidos a tu herida abierta. Si no tienes una toalla limpia, usa una toalla de papel.
  • Si no estás utilizando vasos desechables para tu remojo de sal marina, asegúrate de que el vidrio que estás utilizando esté correctamente desinfectado entre usos. La mejor manera de desinfectar un vidrio es mediante un programa de lavado en una máquina lava vajilla, que utiliza agua mucho más caliente de lo que puedes soportar lavándolo en el fregadero.
  • A veces, el cuerpo rechaza el arete empujándolo de la piel. Estate atento a signos de rechazo. Si el cuerpo está rechazando un piercing nunca se curará y la piel por encima de la perforación comenzará a aparecer más delgada hasta que puedas empezar a ver el arete debajo de la piel. Si esto sucede, es necesario quitar el arete antes de que tu cuerpo lo haga por ti.
  • No utilices alcohol o peróxido de hidrógeno para limpiar el piercing. Esto puede irritar y resecar la piel.
  • No uses ungüento antibacteriano. Esto obstruiría el orificio y evitaría que la piel respire y sane.

No dejes de ver

Referencias

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles