Cómo cuidar un piercing microdermal

Escrito por ann jones | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Los piercings microdermales son un tipo de modificación corporal también conocida como piercing de un solo punto y anclas dérmicas. Las joyas usadas para este tipo de piercings tienen una base de acero quirúrgico de forma ovalada adornada con orificios. El perno hueco y con rosca de la joya sale de la base en un ángulo de 90º. Quien hace el piercing realiza un pequeño corte en la piel usando una aguja biselada, desliza la base del ancla dérmica debajo de la piel y enrosca una cuentecilla en el perno. La apariencia final es la de una cuentecilla única o gema apoyada sobre la superficie de la piel.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Vendas a prueba de agua
  • jabón antibacteriano
  • Sal marina no iodizada
  • Agua mineral
  • Gasas esterilizadas
  • Toallas de papel

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Deja el vendaje sobre el piercing durante al menos 24 horas. La presión del vendaje ayuda a mantener la joya en su lugar, permitiendo que el tejido comience a crecer a través de los orificios de la base.

  2. 2

    Lava tus manos con agua caliente y jabón antibacterial antes de limpiar el piercing microdermal. Nunca toques la joya a menos que la estés limpiando.

  3. 3

    Agrega una pizca de sal marina no iodizada, no más de 1/8 de cucharadita, a una taza de agua mineral bien caliente. Revuelve la solución salina con una cuchara limpia. Satura una gasa esterilizada con la solución salina y presiónala firmemente sobre la joya durante 10 minutos, una vez por día, para aflojar la sangre y plasma secos.

  4. 4

    Haz espuma con una cantidad del tamaño de una arveja de jabón antibacterial en la palma de tu mano con agua tibia. Úsala para masajear suavemente la zona que rodea a la joya y déjala sobre tu piel durante un minuto. Salpica tu piel con agua tibia para enjuagar el jabón. Seca tu piel con una toalla de papel. Repite este proceso dos veces al día.

  5. 5

    Cubre tu joya con un vendaje a prueba de agua antes de irte a dormir. Elige un vendaje que selle bien el piercing. Déjate el vendaje puesto cuando te bañes en la mañana para evitar que el shampú o el jabón común entre en el piercing. Retira el vendaje y limpia el piercing luego de ducharte.

Consejos y advertencias

  • No sumerjas el piercing microdermal en una tina ni en una pileta de natación. Si debes sumergirte en el agua, cúbrelo primero con un vendaje a prueba de agua y límpialo inmediatamente cuando salgas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles