Cómo cuidar la planta de la pirámide de bambú de la suerte doble

Escrito por contributing writer | Traducido por cp mérida
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cuidar la planta de la pirámide de bambú de la suerte doble
(Comstock/Comstock/Getty Images)

La pirámide de bambú de la suerte doble es un tipo de bambú que normalmente se vende en un arreglo de dos capas de tallos verticales para crear la ilusión de una pirámide. En realidad, el bambú de la suerte no es técnicamente un bambú verdadero. Según la Sociedad Americana del Bambú, el bambú es una gramínea y el bambú de la suerte es en realidad una planta de la familia Dracaena. Sin embargo, éste se ha convertido en una planta de interior popular que se usa para la decoración, y los fabricantes dicen que trae buena suerte. Prospera en muchas condiciones diferentes, así que cuidarlo es fácil.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Pequeño recipiente de cerámica
  • Pequeñas rocas
  • Fertilizantes líquidos para plantas de interior

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Coloca los tallos de la pirámide de bambú de la suerte doble, en un recipiente de cerámica pequeño.

  2. 2

    Añade suficiente agua fresca al recipiente para que 2 pulgadas de la planta queden sumergidas en el fondo en agua.

  3. 3

    Llena el resto del contenedor con rocas o piedras pequeñas para que la planta se encuentre en posición vertical.

  4. 4

    Coloca la planta de la pirámide de bambú de la suerte doble, en una zona de luz solar indirecta. Ésta va a prosperar en la luz indirecta o bajo luz artificial, pero no tan bien como en la luz solar directa. De hecho, demasiada luz solar directa puede hacer que las hojas de bambú de la suerte se vuelvan amarillas.

  5. 5

    Cambia el agua de tu planta cada semana, y lava las piedras y el interior del contenedor a fondo antes de volver a colocar el bambú. Revisa la planta durante toda la semana para asegurarte de que el bambú tiene suficiente agua.

  6. 6

    Fertiliza tu planta una vez al mes con un fertilizante para plantas de interior diluido. De acuerdo con la FlowerShopNetwork.com, éste debe ser diluido en aproximadamente un décimo de su resistencia original, y 2 o 3 gotas deben añadirse directamente al agua en el recipiente.

Consejos y advertencias

  • Los tallos de bambú de la suerte no van a crecer más, así que no hay necesidad de recortar tu planta de bambú después de que se encuentra en el contenedor. Si algunas de las hojas se vuelven amarillas, sácalas de la planta y asegúrate de que el bambú no está recibiendo demasiada luz directa del sol.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles