Cómo cuidar mi planta de yuca de exterior

Escrito por carol sarao
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cuidar mi planta de yuca de exterior
(yucca image by photlook from Fotolia.com)

La planta de yuca, científicamente conocida como Yucca aloifolia y también llamada en español planta daga y la yuca áloe, es un arbusto de hojas puntiagudas perennes originario del sudoeste de Estados Unidos. Un miembro de la familia agave, la yuca presenta hojas afiladas y perennes que pueden alcanzar más de dos pies de largo y espigas altas de puras flores blancas en el verano. Tolerante a la sal, al calor, al viento y a la sequía, la yuca presenta una siembra de acento dramático en las zonas costeras. La planta de áloe yuca crece con pocas dificultas en el exterior en los climas cálidos de las zonas costeras. Si vives en una zona donde la temperatura desciende a bajo cero, debes cultivar tu yuca en un recipiente y llevarlo al interior de la casa durante los climas severos. Con un poco de cuidado básico, tu yuca áloe dará textura e interés a tu paisaje durante muchos años.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un fertilizante de liberación lenta con alto contenido en nitrógeno en un preparado 3-1-2 NPK
  • Una tijera para podar
  • Jabón insecticida (opcional)
  • Un atomizador en espray (opcional)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Escoge un lugar para plantar tu planta de yuca con sol total o parcial y con tierra alcalina bien drenada, ácida, arenosa o margosa con un pH entre 5 y 8,5. Asegúrate de que el sitio está ubicado en un lugar donde las púas de la yuca no pongan en peligro a los peatones. Las yucas pueden causar heridas punzantes incluso a través de la ropa y suelen plantarse debajo de las ventanas para desalentar a los intrusos. Evita plantar tu yuca cerca de aceras, patios o zonas en las que los niños o las mascotas podrían jugar. Si plantas más de una yuca, sepáralas entre cuatro y cinco pies ya que pueden crecer hasta tener tres pies de un lado a otro.

  2. 2

    Riega tu yuca con moderación, cada dos semanas en el verano, y comprueba que la zona de la raíz tenga entre dos y tres pulgadas. Si la tierra está ligeramente húmeda, no riegues. Deja de regar tu yuca cuando las temperaturas nocturnas caigan por debajo de los 60 grados. Según la Extensión Corporativa de la Universidad de Arizona, la mayoría de las yucas y de otras suculentas pueden sobrevivir con lluvias naturales en el otoño, invierno y primavera tardíos.

  3. 3

    Abona tu yuca una vez al año en primavera con fertilizante de liberación lenta con alto contenido en nitrógeno en un preparado 3-1-2 NPK.

  4. 4

    Poda tu planta de yuca en primavera para eliminar las hojas muertas y colgantes. Corta los tallos de flores del suelo después de que hayan dejado de florecer y hayan comenzado a morir. Puedes hacer esto sin dañar a la planta en cualquier época del año.

  5. 5

    Observa tu planta de yuca para encontrar señales de antracnosis de agave, una enfermedad fungoidea que causa lesiones en las hojas y cambia el color de las esporas de rojo a naranja. Saca las hojas afectadas a la primera señal de infección.

  6. 6

    Revisa a menudo tu planta para buscar señales de garrapatas moteadas, que dejan las telarañas grises delatadoras debajo de las hojas, así como manchas color canela o grises en la planta. Pulveriza la planta con un jabón insecticida para controlar las garrapatas. También puedes desalentarlas vaporizando la yuca de forma frecuente.

Consejos y advertencias

  • Evita lesionarte con las púas parecidas a dagas. Debes utilizar siempre guantes gruesos y ropa protectora fuerte cuando trabajes alrededor de tu planta de yuca.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles