DESCUBRIR
×

Cómo cuidar las plantas de jacinto en interiores

Actualizado 21 febrero, 2017

Los jacintos son conocidos por su perfume fuerte y los colores intensos de sus flores. Normalmente florecen en primavera, produciendo pimpollos rosas, violetas, blancos, amarillos y celestes. Cultivarlos dentro de casa es sorprendentemente fácil. Puedes comprar un jacinto en una maceta o cultivar un bulbo para disfrutarlos. Con la temperatura adecuada, la tierra apropiada y una buena maceta, tu jacinto florecerá divinamente adentro.

Instrucciones

Digital Vision/Photodisc/Getty Images
  1. Selecciona una planta de jacintos que tenga hojas verde oscuro, lustrosas y sanas. Compra una que esté erecta y fuerte y que tenga pimpollos cerrados.

  2. Compra una maceta profunda para ponerla. Si vas a plantar un bulbo, plántalo por lo menos a 8 pulgadas (20 cm) de la superficie. Y si vas a plantar varios colócalos con su parte achatada hacia abajo y con una separación de 2 a 3 pulgadas (5 a 7,5 cm) entre cada uno.

  3. Coloca en la maceta tierra arenosa con buen drenaje. No necesitas agregar fertilizante.

  4. Coloca la maceta en un lugar fresco fuera del alcance de la calefacción y de la luz solar directa. A esta planta le gusta la luz del sol indirecta. La exposición al calor acortará su vida y hará que la floración se adelante.

  5. Riégalo cada 2 o 3 días. No permitas que la tierra se seque por completo.

Consejos

  • Mantén una bandeja de drenaje debajo de la maceta. La tierra arenosa hará que el agua gotee por el fondo de la maceta.
  • Cuando el jacinto haya terminado de florecer, reemplázalo con una nueva planta de flores.

Necesitarás

  • Una maceta alta
  • Tierra arenosa
  • Una planta de jacintos o bulbos
  • Una bandeja de drenaje