DESCUBRIR
×

Cómo cuidar a las plantas schefflera

Las scheffleras se pueden encontrar adornando las habitaciones de muchos hogares y oficinas. Estas plantas, también conocidas como "Hawaiana elf " y "Planta parasol", son originarias de Australia y de las islas del Pacífico. Son consideradas como plantas tropicales debido a las altas temperaturas que se requieren para mantener su hermoso follaje verde. Con el cuidado adecuado pueden crecer hasta 6 pies (1,8 m) de altura.

Instrucciones

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images
  1. Evita colocar la planta bajo el sol, ya que se quemarán sus hojas. No la pongas cerca de una ventana donde reciban una gran cantidad de luz solar directa.

  2. Deja la planta en una habitación que esté iluminada de forma natural o mediante una fuente eléctrica. Evita ponerla en una zona oscura.

  3. Asegúrate de que la temperatura ambiente para la schefflera permanezca entre 65 y 75 grados Fahrenheit (18 y 23 ºC).

  4. Échale agua a tu planta schefflera una vez por semana o menos. Permite que la superficie de la tierra se seque hasta una profundidad de 1/2 pulgada (1,27 cm) entre riegos. Evita poner mucha agua en la maceta para que no quede estancada sobre la tierra. Si las hojas de tu schefflera comienzan a volverse negras y se caen, estás regándola en exceso. Si por el contrario, empiezan a arrugarse, la planta no está recibiendo suficiente agua.

  5. Rocía la superficie y la parte inferior de la schefflera semanalmente con un jabón insecticida. Esto evitará que los ácaros, los pulgones y las cochinillas ataquen las hojas de la planta. Puedes comprar insecticida en tu tienda de jardinería local.

  6. Aplica fertilizantes a tu schefflera una vez cada tres meses. Puedes utilizar un fertilizante líquido o seco, dependiendo de tus preferencias personales. Si aplicarás un fertilizante seco, añade agua a la tierra para evitar dañar a las plantas. Lee la etiqueta del producto para asegurarte de poner la cantidad adecuada.

  7. Usa una tijera de podar para recortar tu schefflera si crece mucho o si queda deforme.

Necesitarás

  • Luz
  • Agua
  • Un insecticida
  • Un fertilizante
  • Una tijera de podar