Cómo cuidar sapos

38
Ha sido de ayuda

Los sapos son anfibios de la misma familia que las ranas. Suelen ser cafés y tener la piel seca y rugosa. Los bultos de la piel del sapo le ayudan a confundirse con sus alrededores. Aunque algunos sapos pueden nadar, principalmente viven en tierra. De acuerdo a Reptile Channel, la mayoría de los huevos de los sapos eclosionan en renacuajos, pero algunos nacen como sapos pequeños. Muchas personas encuentran a los sapos interesantes y los mantienen como mascotas.

toad image by Witold Krasowski from Fotolia.com

Necesitarás

Otras personas están leyendo

Paso 1

Crea un refugio para tu sapo. Puesto que los sapos no pueden pasear por tu casa como los gatos y los perros, es necesario que compres un acuario o un terrario hecho de plástico, que sea de unas 12 pulgadas (30 cm) de alto, 12 de ancho y 24 (60 cm) de largo, esto de acuerdo a Reptile Channel. Esta altura y largo serán suficientes para alojar dos sapos. Sin embargo asegúrate que el tanque tenga un tapa que encaje firmemente. Un tanque de sapos debe estar de 59 a 77 grados F (15 a 25 grados C), de acuerdo a Frog Forum. Sin embargo, no mantengas el tanque bajo la luz directa del sol o cerca de un calentador, a menos que éste sea específico para reptiles. Reptile Channel recomienda usar una luz para tanque de amplio espectro que emita rayos UVB para que tu sapo obtenga suficiente vitamina D de la luz y así absorba el calcio adecuadamente.

Paso 2

Dale a tu sapo un lugar para cavar. A los sapos les gusta enterrarse, así que Frog Forum recomienda colocar fibras de cáscaras de coco, musgo de composta, hojas secas o pajas de ciprés en el tanque. Además, añade un pequeño tronco hueco, piedras, un trozo de madera y plantas artificiales, para darle algunos lugares extra donde esconderse y enterrarse.

Paso 3

Mantén hidratado tu sapo. Diario, coloca un tazón poco profundo con agua fresca sin cloro en el tanque, y rocía a tu mascota con el mismo tipo de agua en una botella con sifón. De acuerdo a Frog Forums, a los sapos les gusta mojarse, pero no son buenos nadadores.

Paso 4

Alimenta a tu sapo al anochecer. Los sapos gustan comer insectos como grillos, gusanos, gusanos de cera, lombrices o larvas de zofoba. Además, Reptile Channel dice que puedes darle insectos locales, polillas, larvas, arañas, babosas y otros insectos que comerían en su hábitat natural. Los sapos que sean menores a una pulgada deben comer insectos pequeños como moscas de la fruta o grillos pequeños. Todos los sapos necesitan de 3 a 6 insectos distintos cada dos días. Además, puede que necesiten suplementos alimenticios, según te indique el veterinario.

Referencias

Lee este artículo

Comentarios

Más reciente