Cómo cuidar a una tortuga

Escrito por ehow contributor | Traducido por maria gloria garcia menendez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cuidar a una tortuga

Cómo cuidar a una tortuga. La temperatura adecuada, la calidad del agua y del alimento son aspectos importantes a la hora de mantener la salud de las tortugas semiacuáticas y de las acuáticas (que se llaman galápagos). Como este no es un animal que necesite hacer mucho ejercicio y tener una atención constante, es una buena mascota para aquellas personas que tienen unas vidas muy ocupadas pero que aún así quieren alguna mascota que viva en sus casas cuando regresen a casa del trabajo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Filtros de acuario
  • Alimento para galápagos
  • Calentadores para acuarios
  • Acuarios para tortuga y para galápago
  • Alimentos para tortuga
  • Luces ultravioletas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Distribuye dos tercios del acuario de tu tortuga para que nade y uno para que tome el sol con una fuente de luz ultravioleta de espectro total. Tomar el sol es crítico para secar y evitar problemas en el caparazón. Y como las tortugas no pueden almacenar vitamina D3, deben estar expuestas a la luz UVB para conseguir absorción.

  2. 2

    Mantén la temperatura entre 77 (25 grados centígrados) y 95 (35 grados centígrados) grados F para las especies acuáticas y las semiacuáticas. Utiliza un calentador para acuario cuando sea necesario ya que tanto las tortugas como las galápagos son perezosas y dejan de comer a temperaturas bajas.

  3. 3

    Mantén el agua limpia para evitar problemas de salud. Utiliza un sistema de filtración para acuarios y así mantener la calidad del agua en óptimas condiciones.

  4. 4

    Evita que el entorno de tu tortuga esté sucio tanto por la producción como por la extracción con sifón de toda la materia fecal tan pronto como sea posible. La acumulación fecal puede causar problemas de salud.

  5. 5

    Limpia todo el acuario (incluyendo el sistema de filtración) al menos una vez al mes. Limpia los estanques o cercados grandes en los que el animal pasa el tiempo al menos cada tres o seis meses.

  6. 6

    Ofrece una dieta comercial completa hecha específicamente para tortugas y galápagos. Consulta con personas expertas para conocer los requisitos alimenticios y las cantidades exactas para tu especie.

  7. 7

    Suplementa la dieta con los aperitivos adecuados: lombrices, crustáceos, peces pequeños, crías de ratón, algas, vegetación de hoja verde y fruta son ejemplos de alimentos adecuados para las galápagos. Las especies semiacuáticas tienden a ser herbívoras, suelen comer solamente plantas.

  8. 8

    Alimenta a tu mascota dos o tres veces a la semana en un tanque de agarre pequeño que esté separado de su cierre normal. Los alimentos que no se comen pueden atraer enfermedades dando origen a microorganismos.

  9. 9

    Enjuaga tu tortuga después de una comida con agua ligeramente caliente antes de colocarla de nuevo en su recinto.

  10. 10

    Encuentra un veterinario que esté especializado en reptiles, anfibios y otras mascotas exóticas para proporcionar cuidado a tu tortuga.

Consejos y advertencias

  • Las enfermedades médicas comunes son equilibrio mineral inadecuado, falta de vitamina y niveles excesivos de proteína. El mayor problema de las tortugas y de las galápagos es una enfermedad ósea metabólica causada por una alimentación y luz inadecuada y falta de ejercicio.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles