Salud

Cómo cuidar y tratar una perforación en el ombligo

Escrito por jennifer magnesi | Traducido por pei pei
Cómo cuidar y tratar una perforación en el ombligo

Limpia el área con regularidad para asegurar una cicatrización adecuada.

Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images

Para algunas jóvenes, realizarse una perforación en el ombligo es una forma osada y elegante de expresarse. Seguir un régimen de cuidado y limpieza después de la perforación es la clave para mantenerte libre de una infección. Si tu perforación se irrita e infecta, debes saber que hay formas de tratarla y de evitar que se cierre.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Jabón antibacterial
  • Hisopos de algodón
  • Bolas de algodón
  • Solución limpiadora
  • Botella de plástico
  • Sal
  • Peróxido de hidrógeno

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Lava tu perforación en el ombligo y el área alrededor de ella, al menos dos veces al día con un jabón antibacterial suave, agua tibia y un paño de algodón. Mantener el área limpia es el primer paso para prevenir las infecciones y acelerar el proceso de curación. Lávate las manos primero y luego frota suavemente un hisopo de algodón empapado en agua jabonosa alrededor de la zona perforada.

  2. 2

    Aplica la solución limpiadora que te hayan dado en el establecimiento donde te hiciste la perforación. Por lo general, todos los establecimiento proveen a sus clientes con una solución especial de cuidado posterior. Toma un poco de ella con un algodón y aplicala suavemente directo sobre la perforación y en torno a ella.

  3. 3

    Da unas palmaditas en el área de la perforación para secar suavemente la zona con un paño limpio. Nunca frotes con fuerza. Deja que el área termine de secar completamente al aire.

  4. 4

    Trata a una perforación infectada con una solución de agua salina preparada en casa. No te quites la pieza si quieres conservar la perforación, ya que todavía es posible limpiar el área y curar la infección. Llena una botella de plástico vacía con agua limpia, añade sal y dos gotas de peróxido de hidrógeno. Limpia la zona dos veces al día con esta solución y lava con jabón suave y agua tibia una vez al día en la ducha. Después de la ducha, seca el área y aplícate un poco de aceite de árbol de té con un hisopo de algodón.

Consejos y advertencias

  • Lava siempre tus manos antes de tocar o limpiar la zona de la perforación.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media