Cómo cultivar un árbol de clavo de olor

Escrito por samantha volz | Traducido por maria eugenia gonzalez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cultivar un árbol de clavo de olor
Clavos de olor. (Visage/Stockbyte/Getty Images)

Los clavos de olor se pueden usar en la producción de una variedad de productos que varían desde la especia misma hasta medicinas y cigarrillos. El árbol del clavo de olor prospera en climas cálidos y húmedos como los de Tanzania, donde una investigación de la Universidad de Minnesota estima que se produce el 80 por ciento del clavo de olor en el mundo. Si estás buscando cultivar tú mismo un árbol de clavo para propósitos culinarios, para condimentos o medicinas, hay algunos pasos a seguir para cultivar una planta exitosa.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Semillas de clavo de olor
  • Pala o azada
  • Material orgánico
  • Bolsas de politeno
  • Manguera o regadera
  • Fertilizante

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Compra semillas frescas de clavo de olor en un vivero respetable.

  2. 2

    Escoge una zona para plantar las semillas de clavo, así como la zona en la que trasplantarás los árboles. Este lecho de semillas se debe proteger de la luz del sol directa para que las semillas y las plantas jóvenes no se dañen mientras están creciendo. Los árboles de clavo crecen mejor en una zona sombría.

  3. 3

    Mezcla material orgánico, incluyendo compost, marga, musgo de turbera o arena, en la tierra con una pala o azada. Los árboles de clavo son extremadamente susceptibles al riego excesivo y necesitan tierra que drene muy bien. Los materiales orgánicos ayudarán a que el suelo drene el exceso de agua rápidamente.

  4. 4

    Planta las semillas en agujeros de 2 cm de profundidad y separadas 3 cm unas de otras.

  5. 5

    Trasplanta los plantones a su zona de crecimiento permanente después de que germinen, lo que generalmente tarda de 10 a 15 días. Transpórtalas en bolsas de politeno que contengan una mezcla de suelo y material orgánico.

  6. 6

    Planta los árboles en el jardín o invernadero separada por al menos 15 pies (4,5 m), ya que pueden crecer hasta los 15 a 30 pies (4,5 a 9 m) de altura y con una propagación de 10 a 15 pies (3 a 4,5 m).

  7. 7

    Riega los árboles con al menos 1 pulgada (2,5 cm) de agua por semana. Si notas que la tierra se seca entre riegos, agrega más agua. El suelo nunca debería resecarse entre los riegos.

  8. 8

    Cava zanjas poco profundas alrededor de los árboles, a alrededor de 1 y 1 1/2 metros de la base del árbol. Estas zanjas se usarán para fertilizar, y también pueden ayudar con el drenaje.

  9. 9

    Aplica media bolsa de fertilizante de liberación lenta en las zanjas a fines de mayo o principios de junio, y la otra mitad a fines de septiembre o principios de octubre. Esta aplicación mantiene al árbol bien alimentado durante todo el año.

Consejos y advertencias

  • Los árboles de clavo prosperan mejor en climas cálidos y húmedos. Considera cultivar estos árboles en un invernadero, donde puedes controlar la humedad y la luz que reciben.
  • Consulta con un profesional en un vivero si tienes preguntas en relación a productos específicos, como materiales o fertilizantes orgánicos.
  • No riegues tus árboles de clavo después de la lluvia, ya que ya habrán recibido agua de la misma.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles