DESCUBRIR
×
Loading ...

Cómo cultivar el ave del paraíso a partir de las semillas

Actualizado 21 febrero, 2017

El ave del paraíso o flor de la grúa es una hermosa planta florida con flores conocidas por su semejanza con un pájaro en vuelo de colores brillantes. El ave del paraíso está estrechamente relacionada con el árbol del plátano y tiene casi las mismas necesidades de agua y temperatura. Crece mejor en los climas moderados que no tienen heladas. Los jardineros pacientes que desean comenzar un ave del paraíso desde las semillas tendrán que esperar varios años pero eventualmente se verán recompensados con sus hermosas flores.

Instrucciones

Purestock/Purestock/Getty Images
  1. Escarifica las semillas haciéndoles una muesca con un cuchillo. Coloca las semillas en una bolsa de plástico con cierre y ponlas en el refrigerador a unos 40 grados Fahrenheit (4 °C) durante dos semanas.

    Loading ...
    Michel de Nijs/iStock/Getty Images
  2. Planta las semillas a 1/2 pulgada (1,3 cm) de profundidad en un suelo que esté compuesto por la mitad de turba y la mitad de perlita. Mantén la humedad a lo largo del periodo de germinación, que debe durar unos dos meses. Conserva la humedad del suelo cubriendo el recipiente con un plástico transparente y mantenlo bajo la luz solar indirecta. Agrega agua sólo cuando sea necesario.

    tane-mahuta/iStock/Getty Images
  3. Trasplanta las plántulas del ave del paraíso en macetas que tengan buen drenaje y una tierra rica para macetas cuando veas que tienen dos hojas.

    Brent Wong/iStock/Getty Images
  4. Riega de modo que la planta permanezca húmeda pero no saturada. Fertiliza las plantas cada dos semanas usando un fertilizante balanceado 10-10-10.

    Kaye Kerr/iStock/Getty Images
  5. Después de tres meses trasplanta las plantas a un suelo fértil y que tenga buen drenaje. Cava un hoyo para cada planta que tenga la misma profundidad en la que crecía anteriormente y con un diámetro del doble de ancho que el del cepellón. Durante los primeros tres meses después del trasplante debes regarlas lo suficiente para que el suelo permanezca constantemente húmedo.

    Sorin Vacaru/iStock/Getty Images
  6. Coloca mantillo alrededor de cada planta pero no cerca del tallo. Riégalos regularmente para que el suelo no quede seco ni empapado. La excepción a la regla se produce durante los meses de invierno, en los que sólo debes regar la planta cuando el suelo está extremadamente seco.

    jon-erik/iStock/Getty Images
Loading ...

Consejos

  • Tendrás que esperar desde tras a cinco años para ver las primeras flores.
Loading ...