Hogar

Cómo cultivar y cosechar ajos

Escrito por ehow contributor | Traducido por beatriz mónica graciela castellini de olgiati
Cómo cultivar y cosechar ajos

Los dientes grandes de ajo producen bulbos grandes en pocos meses.

NA/Photos.com/Getty Images

Existen dos tipos de ajos: de cuello duro y de cuello blando. El de cuello blando dura más tiempo que las variedades de cuello duro. Los nombres provienen de la forma en que crecen. El ajo de cuello duro tiene dientes que crecen alrededor de un tallo duro. El ajo de cuello blando tiene más dientes, los más grandes crecen en la parte exterior de la cabeza y los más pequeños en su centro. Por lo general, las variedades que se encuentran en las verdulerías son las de cuello blando, si bien ambos tipos se pueden cultivar en el jardín y utilizar en la cocina.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. 1

    Planifica plantar el ajo durante el otoño en las mejores partes del terreno. El momento exacto para hacerlo es tres semanas antes de la primera helada habitual en la zona donde resides. Crece durante el invierno y se puede cosechar el verano siguiente. En los climas cálidos, se puede plantar durante la primavera; sin embargo, las variedades de cuello duro deben ser enfriadas durante, aproximadamente, tres semanas en un lugar seco y fresco a una temperatura de 45 a 50 grados Fahrenheit (7 a 10 º C) antes de ser plantadas.

  2. 2

    Prepara los canteros en una zona con buen drenaje. Los ajos crecen mejor en un terreno fértil. Coloca una generosa cantidad de compost y mézclalo con la tierra.

  3. 3

    Separa suavemente los dientes justo antes de plantarlos. Elige los más grandes. Cada uno producirá un bulbo de buen tamaño. No plantes los más pequeños; guárdalos aparte para las comidas. No producen bulbos grandes.

  4. 4

    Ubica los dientes a una distancia de cuatro pulgadas (10 cm) uno de otro. Sostén cada uno con la punta hacia arriba e introdúcelo en la tierra a una profundidad de dos pulgadas (5 cm). Mueve un poco la tierra para que no queden hoyos donde empujaste. Alisa toda la superficie. Después de un mes, coloca mantillo sobre la zona plantada.

  5. 5

    Desmaleza los canteros regularmente. A los ajos no les gusta la competencia.

  6. 6

    Cuando el ajo empieza a crecer, fertiliza los canteros. Vuelve a hacerlo en un mes o dos. No riegues demasiado las plantas de ajo. Cuando el terreno parece seco hasta, aproximadamente, una pulgada (2,5 cm) debajo de la superficie es el momento de regar. Deja de hacerlo cuando en las plantas se formen las cabezas.

  7. 7

    El momento de cosechar es cuando la planta tiene cinco o seis hojas verdes que empiezan a tomar un tono amarronado. Cava debajo de cada planta con una horqueta, teniendo cuidado de no dañar el bulbo. Escarba suavemente y retíralo. Sacude el exceso de tierra.

  8. 8

    Mueve las plantas cosechadas a un lugar protegido del sol y la lluvia. Para quitar los restos de tierra adheridos a los bulbos, utiliza un cepillo de uñas o uno de dientes.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media