Cómo cultivar flores edelweiss

Escrito por melinda l. secor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Las flores edelweiss son una planta alpina y perenne, nativa de los Alpes de Alemania, Suiza, Austria, Italia y Francia. Es una flor muy rara de la naturaleza y, en muchas áreas y países, se considera en peligro de extinción. Estas famosas flores, objetos de leyendas y canciones, crecen naturalmente en peñascos de los Alpes y se cultivan mejor en jardines rocosos que imiten su hábitat natural. Si crecen con sombra parcial, desarrollarán hermosas flores lanosas que, con un anillo de plateado de hojas blancas, se parecen más a grandes copos de nieve. Las edelweiss son razonablemente fáciles de propagar desde la semilla y muy resistentes si se cultivan en condiciones adaptables para ellas.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

    Edelweiss en crecimiento

  1. 1

    Prepararse para cultivar edelweiss debe comenzar con la tierra y con las condiciones apropiadas. Como estas flores crecen naturalmente en montañas de piedra caliza, las plantas tienden a perder tierra rica en cal. La tierra que es muy pesada o dura sofocará su delicado sistema de raíces símiles al cabello. Mezclar una siembra intermedia que combine una parte de cal con dos partes de arena como base, y luego agregarle turba y estiércol de vaca, será ideal para que las flores prosperen.

  2. 2

    Debes sembrar las semillas al aire libre durante el comienzo de la primavera, antes de la última helada, ya que necesitan un período de frío para germinar. Las pequeñas semillas deben esparcirse sobre la superficie de la tierra.

  3. 3

    Comienza antes este proceso. Comienza a cultivar las flores edelweiss en interiores, aproximadamente 8 semanas antes de trasplantarlas a tu jardín, que será después de la última helada de primavera. Germinar las semillas en interiores requiere embeberlas, que es necesario para proveer las bajas temperaturas que necesitan para crecer. Esto puede hacerse colocándolas, junto con la mezcla de tierra, en una bolsa plástica negra y refrigerándola por tres semanas. Luego, puedes plantarlas en macetas esparciéndolas sobre la tierra. La germinación, generalmente, tarda de dos a seis semanas.

  4. 4

    Mantenlas húmedas. Así las plantes en interiores o exteriores, las semillas deben permanecer húmedas para germinar, pero no empapadas. Debes regarlas cuidadosamente para evitar quitarlas de la tierra. Puedes usar una fina capa de agua si están plantadas en el jardín; las semillas plantadas en interiores deben mantenerse húmedas colocando la maceta en una bandeja con agua y cubriendo ambas con una tapa transparente que tenga algunos agujeros pequeños para permitir que circule el aire.

  5. 5

    Puede que el florecimiento no ocurra durante el primer año de crecimiento, pero las plantas saludables producirán hermosas flores edelweiss en el segundo. Simular cuanto sea posible las condiciones naturales en las que crecen, ayudará al florecimiento. Por ejemplo, si en el lugar donde vives no nieva durante el invierno, abonar las plantas en otoño puede imitar la cubierta de nieve que protege a las flores en su hábitat natural. Sólo recuerda remover el abono al comenzar la primavera.

  6. 6

    Una vez que las plantas se hayan establecido en tu jardín, puedes propagar las flores por separación, cada dos o tres años. Como las edelweiss tienen una corta duración de vida, separarlas de esta manera es necesario para prevenir que desaparezcan luego de algunos años.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles