DESCUBRIR
×
Loading ...

Cómo cultivar glicina a partir de semillas

Actualizado 21 febrero, 2017

La glicina, una enredadera perenne, se cultiva con fines ornamentales y de jardinería. La planta forma parte de la familia de las fabáceas y fue identificada por el profesor Caspar Wistar de la Universidad de Pennsylvania. Las plantas se destacan por ser resistentes enredaderas de crecimiento rápido que exhiben grandes flores. Cuando maduran, las flores se convierten en vainas de semillas. Los jardineros pueden recolectar estas semillas para su posterior siembra.

Instrucciones

Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images
  1. Sumerge las semillas en agua durante unas 24 horas antes de la siembra. Acelera el proceso al raspar la cubierta dura de las semillas con papel de lija o una lima para una mejor absorción del agua.

    Loading ...
  2. Planta las semillas en una maceta grande llena de tierra. Estas semillas se suelen sembrar a 1 o 2 pulgadas (2,5 a 5 cm) de profundidad. Mantén la tierra húmeda mientras las semillas germinan y comienzan a crecer.

  3. Trasplanta los plantones de la maceta en el jardín en primavera, una vez que alcancen un tamaño de al menos 4 a 6 pulgadas (10 a 15 cm).

  4. De ser necesario, riega y fertiliza los plantones. La glicina requiere aproximadamente 1 pulgada (2,5 cm) de agua por semana. Usa fertilizantes con un bajo contenido de nitrógeno y aplícalos según las indicaciones del fabricante para evitar que las plantas desarrollen un exceso de hojas sin producir flores. Una vez que la planta llegue al período de floración, riégala y fertilízala sólo cuando las hojas manifiesten señales de estrés. El exceso de agua promueve el crecimiento de la enredadera en lugar de su floración.

Loading ...

Consejos

  • Los plantones de glicina tardarán entre 10 y 15 años en alcanzar la madurez que necesitan para florecer.
  • Cultiva esta planta a partir de esquejes para obtener resultados más rápidos.
  • Incluso estas últimas no florecerán durante los primeros dos años, pero producirán flores con mayor rapidez que las plantas que se cultivan a partir de semillas.

Advertencias

  • Tanto las semillas como las vainas de la glicina son venenosas para humanos y mascotas.

Necesitarás

  • Semillas de glicina
  • Papel de lija o lima
  • Una maceta
  • Tierra para macetas
  • Fertilizante
Loading ...