Cómo cultivar habichuelas lago azul

Escrito por victoria ries
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cultivar habichuelas lago azul
(V. Ries Copyright 2008)

No hay nada como el cultivo de tus propios vegetales, especialmente cuando se trata de cultivar habichuelas del tipo lago azul. Su sabor es inigualable y los arbustos son tan prolíficos como los de las judías verdes, pero ocupan menos espacio y son más compactos. Para comerlas les quitas su cabo y su cola, las hierves o las cocinas al vapor y les agregas una buena cantidad de mantequilla y un poco de pimienta negra.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Semillas de habichuelas lago azul
  • Tierra de jardín preparada
  • Agua
  • Una regadera
  • Cuerda

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Prepara con cuidado la tierra para el cultivo. Retira ramas, rocas, raíces y otros desechos a medida que avanzas. Asegúrate de que los terrones del suelo se desmenucen y que sean pequeños. Si son grandes, tendrás que partirlos en trozos uniformes.

  2. 2

    Compra semillas orgánicas de calidad garantizada si se encuentran dentro de tu presupuesto para la jardinería. Recuerda que las habichuelas son una legumbre y aun cuando su cosecha haya terminado, toda la materia orgánica que quede puede ser arada para fijar el nitrógeno en tu suelo, lo que será estupendo para la próxima temporada.

  3. 3

    Tiende una cuerda en línea recta a 2 pies de distancia de donde deseas comenzar a plantar tus semillas. Esto mantendrá tu jardín ordenado y te permitirá caminar entre las hileras para cosechar con facilidad tus cultivos.

  4. 4

    Haz surcos a lo largo de las líneas de la cuerda y siembra dos semillas cada 2 pies de distancia, cubriéndolas con una pulgada de tierra y apisonando con cuidado. Coloca los paquetes vacíos de semillas sobre estacas al final de las filas para recordar qué y dónde has plantado. Riega las semillas con una regadera y mantén la humedad hasta que las semillas hayan germinado.

  5. 5

    Ralea las plantas cuando tengan cerca de 4 pulgadas de alto arrancando la más pequeña con la finalidad de que la más grande reciba más nutrientes sin tener que competir por alimento.

  6. 6

    Trabaja alrededor de las plantas jóvenes con una horquilla de mano para favorecer la aireación del suelo. Esto permitirá que el agua penetre y llegue a las raíces.

  7. 7

    Riega y escarda las habichuelas con regularidad, el jardín necesita una pulgada de lluvia o de agua de riego a la semana. Recoge las vainas cuando estén llenas y tengan unas seis pulgadas de largo. Esto favorecerá la producción constante durante toda la temporada. Desde que se siembra hasta que se cosechan, el cultivo estará listo en 58 días.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles