Cómo cultivar hongos shiitake

Escrito por john gugie | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cultivar hongos shiitake
(wikicommons: BrokenSphere)

Los hongos shiitake son conocidos por su rico sabor ahumado y se utilizan en numerosas recetas. El método más fácil y productivo para cultivarlos es el conocido como "plug spawn". Los tapones de madera son inoculados con las semillas de los hongos e insertados en troncos de árboles. No es el único método efectivo pero tiene la ventaja de que los troncos también embellecen el jardín. Cada vez que fructifiquen la cantidad de hongos aumentará. Así continuará por unos años hasta que las células del árbol se hayan consumido.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 25 tapones de madera inoculados con micelio de hongos shiitake
  • Un tronco de árbol recién cortado
  • Una broca de 5/16 pulgadas
  • Un mazo de goma
  • Un pincel o jeringuilla
  • Cera de queso
  • Una sector sombreado
  • Agua

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Adquiere 25 tapones de shiitake (por tronco). Estos son clavijas de madera colonizadas por micelio de hongos shiitake. Generalmente miden ¼ de pulgada de ancho por 1 pulgada de largo. Los tapones cuestan alrededor de 15 dólares las 100 unidades.

  2. 2

    Consigue un buen tronco recién cortado de unas 4 a 10 pulgadas de ancho y corta no más de 4 pies de largo. Los troncos de aliso son los más recomendables pero otros de madera dura, como el roble, también sirven.

  3. 3

    Haz unos agujeros con el taladro de 5/16 pulgadas. Estos deben tener alrededor de 2 pulgadas de profundidad y estar separados unas 4 pulgadas entre sí. Un patrón en espiral tendrá una hermosa apariencia una vez que los hongos comiencen a crecer.

  4. 4

    Inserta los tapones en los agujeros del tronco y golpea a cada uno con el mazo de goma hasta que quede bien ajustado. Ten cuidado de no dañar el tronco.

  5. 5

    Derrite la cera de queso a 145 grados F. Esta cuesta alrededor de 5 dólares el bloque de 10 libras. Sella cada tapón con la cera de queso utilizando el pincel o la jeringuilla. Esto lo protegerá del ataque de otros hongos e insectos.

  6. 6

    Coloca el tronco verticalmente en una zona sombreada. Puede ser contra una cerca o un muro, o enterrando un extremo en la tierra. Quedará muy bien en un jardín entre flores y otras plantas, en especial una vez que los hongos comiencen a brotar.

  7. 7

    Riega el tronco con regularidad para mantener un nivel interior de humedad de un 35 a 60%. Puedes hacerlo cada dos semanas. Asegúrate de usar agua sin cloro, por ejemplo agua de filtro, de pozo o de lluvia.

  8. 8

    Espera de 6 meses a 1 año a que aparezcan los hongos. Un tronco bien colonizado puede durar 3 ó 4 años, hasta que la mayor parte de las células del tronco hayan sido reemplazadas por micelio de hongos.

  9. 9

    Luego de la primera fructificación puede forzarse cada 2 meses mojando los hongos con agua helada. Esto puede hacerse sumergiendo el tronco en el agua por 24 horas, colocándolo en el refrigerador por 12 horas o dejándolo a la intemperie por unos días durante el invierno. La helada no lo dañará. Luego de esto, vuelve a colocarlo a temperatura ambiente. Los hongos creerán que el invierno ha pasado y volverán a brotar, creciendo en pocas semanas.

  10. 10

    Espera de seis meses a un año a que aparezcan los hongos. Un tronco bien colonizado puede durar entre 3 y 4 años, hasta que la mayor parte de las células del tronco hayan sido reemplazadas.

Consejos y advertencias

  • La temperatura óptima es entre 62 y 78 grados F. Los hongos pueden crecer a otras temperaturas, pero no lo hacen tan bien. El tronco entrará en latencia por debajo de los 40 grados F y por encima de los 80. La helada por un período breve no sólo no lo afectará sino que servirá para forzar a los hongos a fructificar. También necesita aire normal o con humedad elevada, y un ciclo natural de día y noche alternando entre la sombra y el sol indirecto o la luz artificial.
  • Para cosechar los hongos, utiliza un cuchillo y córtalos por la base del tallo o arráncalos.
  • Asegúrate de elegir sólo agua sin cloro para regar el tronco.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles