Cómo cultivar orquídeas Vanda en macetas

Escrito por yvonne ward Google
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cultivar orquídeas Vanda en macetas
(Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Las orquídeas Vanda son nativas de las zonas tropicales de Asia y crecen con fuerza en ambientes cálidos, húmedos y bien iluminados. Su cultivo se basa fundamentalmente en mantener las raíces sanas. Éstas son visibles y crecerán hacia afuera y alrededor de cualquier recipiente en el que se encuentren. Puedes cultivar estas plantas en macetas llenas de un medio abonado y obtener la belleza del rojo, azul, amarillo y naranja que estará disponible durante varias semanas.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una orquídea Vanda
  • Un medio de corteza de abeto
  • Una maceta de barro
  • Fertilizante
  • Un humidificador
  • Un medidor de humedad
  • Un termómetro
  • Una bandeja llana
  • Grava
  • Agua

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Compra una orquídea Vanda que esté libre de problemas visibles, como hojas y flores descoloridas o marchitas.

  2. 2

    Ubica a la Vanda en el centro de una maceta de barro medianamente grande. Si las raíces están creciendo en el exterior del recipiente en el que se encuentran, rocíalas con agua para que se tornen más flexibles. De ese modo no las dañarás cuando las trasplantes. Vierte suavemente un medio, como la corteza de un abeto, en trozos de 3,5 cm (1,4 pulgadas). Estos pedazos grandes serán necesarios para sostener a la orquídea.

  3. 3

    Coloca la maceta en un lugar húmedo que tenga buena circulación de aire y mucha luz. Si tu orquídea Vanda comienza a tener sus hojas caídas, es una indicación de que necesita más luz. Si éstas se vuelven rojizas, es que están recibiendo demasiada iluminación.

  4. 4

    Mantén una temperatura nocturna en el rango de los 60 a 70 grados Farenheit y no permitas que sobrepase los 95 grados durante el día.

  5. 5

    Mantén el nivel de humedad en un 80 por ciento. Si no posees un humidificador puedes colocar la maceta de la orquídea sobre una bandeja plana, llena en partes iguales de grava y agua. Usa un medidor de humedad para una mayor precisión y reemplaza el agua si se evapora.

  6. 6

    Échale agua a tu Vanda diariamente, empapando completamente el medio. Deja que tu planta se seque entre riego y riego. Puede ser que necesites experimentar con la cantidad vertida a tu orquídea, para lograr un balance diario correcto. Ten en cuenta que un clima más cálido requiere una mayor frecuencia de riego y uno más frío una menor. Vigila de cerca el contenido de humedad del medio durante las fluctuaciones de temperatura.

  7. 7

    Abona a tu orquídea una vez por semana con un fertilizante de uso múltiple (20-20-20) durante el verano y cada dos semanas durante el inverno. Ten en cuenta, no obstante, que para tu Vanda debes utilizar un cuarto de la cantidad requerida para las plantas de interior comunes, al mismo tiempo en que la riegas. Respeta la indicaciones del fabricante.

Consejos y advertencias

  • Haz el transplante únicamente cuando el medio se rompa.
  • Las orquídeas Vanda en macetas pueden ser trasladadas desde el interior al exterior siempre y cuando las condiciones de luz y de temperatura sean las adecuadas.
  • No expongas a tu orquídea Vanda a temperaturas menores a los 55 grados F.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles