Cómo cultivar parras

Escrito por stevie donald
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Las parras son plantas fuertes de cultivar, ocupan poco espacio, pueden ser plantadas para proporcionar una barrera natural y lo mejor de todo, puedes comer su fruta. Hay casi una variedad interminable de uvas entre las que escoger y las hay que se adaptan a casi cualquier clima. Las uvas se pueden hace en gelatina o incluso para hacer vino casero.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un enrejado o una estructura
  • Una zona soleada
  • Un suelo bien drenado
  • Una tijera para podar

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Cómo cultivar parras

  1. 1

    Escoge un lugar para tus parras. Si quieres que tus parras produzcan uvas, elige un lugar muy soleado. La mayoría de las uvas crecerán de una forma excelente en las zonas con sombra pero no producirán mucha fruta. Si estás cultivándolas para proporcionar una barrera natural o una pantalla para un porche o como cubierta más que por su valor nutritivo, está bien que las plantes a la sombra.

  2. 2

    Elige una variedad de uva. La mayoría de las parras crecen rápido, así que tu opción dependerá del tipo de uva que quieras. Hay uvas de mesa, pasas y de vino. Vienen en colores que van desde el verde pálido a caso el negro. ¿Sin semillas o con ellas? ¿Dulce o agria? Algunos viveros especializados incluso venden uvas silvestres autóctonas, que no son muy nutritivas pero serán resistentes y se ajustarán bien a tu zona de cultivo. Comprueba todos los viveros especializados de tu zona e investiga un poco sobre las mejores parras tanto para tu gusto como para tu zona geográfica. La mayoría de las parras se venderán en macetas de uno o dos galones.

  3. 3

    Prepara el suelo. Las uvas tienen unas raíces muy profundas y crecen mejor en suelos bien drenados. Si tu suelo es de barro en lugar de terroso o arenoso, modifícalo bien. Haz un agujero que tenga entre dos y tres pies de profundidad y mezcla un poco de musgo de pantano y de abono con la tierra que tienes. Rellénalo, apriétalo moderadamente, dejando espacio para tu nueva parra. Coloca la planta y el cepellón en el agujero, rellena todos los espacios con la tierra modificada y riégalo bien.

  4. 4

    Facilita un enrejado robusto o una estructura de madera para que trepe tu parra. Haz algo que dure durante años y que soporte el peso de las parras gruesas y pobladas y de las abundantes hojas y fruta. Las parras pueden ser colocadas para formar un emparrado si construyes una estructura adecuada con una planta a cada lado.

  5. 5

    Nutre a tu parra alrededor de una vez durante la temporada de apogeo de crecimiento si la estás plantando para obtener fruta. De lo contrario, las uvas raramente necesitan agua. Prosperan más en condiciones de calor y de sequía.

  6. 6

    Poda tus parras agresivamente cuando estén aletargadas. Busca las raíces más viejas, llamadas cañas, que tengan la corteza marrón y parezcan de alguna forma peludas. Estas cañas más viejas no producirán uvas así que debes cortarlas, dejando las más jóvenes y suaves. El rendimiento más alto de la uva es cuando tiene un año así que mantén las más viejas podadas. Los tallos largos y delgados pueden ser podados durante la temporada de crecimiento para evitar que tus parras se descontrolen. Poda a últimos del invierno o muy cerca de la primavera, dependiendo de tu zona y de la época de cultivo.

  7. 7

    Protege tus uvas de los pájaros. A los pájaros les atrae cualquier tipo de fruta, incluyendo las uvas. Si quieres mantener las parras para ti en lugar de para la población de aves de las cercanías, probablemente necesitarás comprar una malla para proteger las parras o colgar tiras de láminas metálicas para disuadirlos.

Consejos y advertencias

  • Debes estar pendiente ante la aparición de un aspecto polvoriento o descolorido sobre las hojas y en la fruta, ya que probablemente estarías ante el oidio de la parra. Para tratarlo debes quitar toda la fruta y las hojas afectadas y podar la planta para que haya suficiente flujo de aire y la luz alcance las hojas.
  • Las uvas caídas de color rojo oscuro o negro pueden manchas el cemento o las cubiertas de madera. Ten esto en cuenta a la hora de elegir un lugar para tus parras.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles