¿Puedo cultivar una planta de aloe desde un esqueje?

Escrito por lissaj | Traducido por alejandra prego
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Puedo cultivar una planta de aloe desde un esqueje?
Disfruta de la planta de aloe en tu hogar. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Muchas personas disfrutan de la planta de aloe por sus propiedades curativas y por su aspecto estéticamente agradable. Para obtener los beneficios de esta planta, deberás cultivarla. Puedes hacerlo fácilmente desde un esqueje. Las plantas de aloe crecen mejor a partir de esquejes ya que surgen de una rama que ya se ha iniciado y que pertenece a una planta madura. Comenzarlas desde semillas puede llevarte meses, mientras que podrás usar el esqueje inmediatamente.

Otras personas están leyendo

Preparar el suelo

Para que la planta de aloe prospere, tendrás que preparar la tierra con anterioridad. Llena una maceta que tenga una base desmontable y una bandeja que capture el exceso de agua hasta los ¾ de su capacidad con tierra para macetas. Usa un suelo que ya esté fertilizado y que tenga abono orgánico. El suelo también debe estar húmedo. Debes eliminar todas las rocas del mismo. Asegúrate de ponerlo en una maceta gruesa, en caso de que tengas que apuntalar a las plantas más adelante.

Cortar y plantar

Quita la hoja de la planta cerca de la base de la planta, en su parte más gruesa. No te preocupes acerca de la planta original; se curará en un par de días. Cuando tengas el esqueje, llévalo al recipiente que ya has llenado con tierra. Presiónalo y pon más tierra a su alrededor. Asegúrate de cubrir al menos ¼ de la hoja. Luego, riega completamente la planta. Continúa regando pero no permitas que el suelo quede húmedo. Este debe estar a punto de secarse entre riegos, pero no permitas que llegue al punto en que luce como polvo.

Observar

Vigila el esqueje de la planta de aloe. Tal vez necesites recostar la nueva planta contra un lado de la maceta para mantenerla firme. Esta continuará creciendo y nuevos brotes emergerán de la tierra. Si notas que el esqueje que has plantado queda amarillo o marrón, trata de presionarlo más sobre la tierra y de regarlo aún más. Si todo el esqueje se cae, comienza nuevamente con uno nuevo. A medida en que emergen nuevos brotes del suelo, quita un poco la tierra para que puedan salir más fácilmente. A medida en que la planta de aloe vera queda más alta, ponle estacas o recuéstala sobre una pared para que las ramas que crecen más grandes que la maceta queden firmes.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles