DESCUBRIR
×

Cómo cultivar y preparar manzanilla para té

Actualizado 21 febrero, 2017

El té de manzanilla tiene un sutil sabor a hierba y es muy conocido como inductor del sueño y para calmar malestares digestivos. Dos tipos de manzanilla son comúnmente plantados en herbarios: manzanilla alemana (Matricaria recutita), una planta robusta que crece hasta 2 pies (60 cm) de alto y manzanilla romana (Chamaemelum nobile), una pequeña planta perenne. Al cultivar manzanilla para té usa manzanilla alemana, la cual produce una abundancia de flores similares a las margaritas con aroma a manzana. A continuación, cómo prepararlo.

Instrucciones

  1. Planta almácigos de manzanilla alemana en el exterior durante la primavera luego de que todo el daño de la helada haya pasado, en un lugar con plena luz del sol y en un suelo fértil con buen drenaje. Una planta producirá alrededor de 3 a 6 recipientes de flores (cuando estén secas), así que planta de acuerdo a esto. Los almácigos por lo general están disponibles en primavera en viveros bien abastecidos o puedes ver la sección Recursos más abajo para hacer una orden de almácigos por correo electrónico.

  2. La planta normalmente comienza a florecer en la mitad del verano y continúa haciéndolo hasta el otoño. Cosecha las flores el día en que salen. Estas flores nuevas no sólo tienen el mejor sabor sino que sacándolas también estimulas a la planta a florecer aún más. Habitúate a fijarte si hay nuevos brotes una vez por día y a cosecharlos. Desde mi experiencia, 2 tazas de flores frescas se convierten en aproximadamente 1/4 de taza.

  3. Inmediatamente luego de la cosecha lleva las flores adentro y espárcelas en una capa fina de papel madera. Seca las flores en un lugar que esté en el interior, cálido y fuera del alcance de la luz del sol.

  4. Permite que las flores se sequen por completo (deberían desmenuzarse fácilmente cuando las frotas entre tus dedos). Al secarse colócalas en un jarrón de vidrio con tapa o en una bolsa de papel marrón. Guarda la manzanilla en un lugar oscuro y fresco hasta por un año.

  5. Para preparar té, por cada 8 onzas (1/4 litro) de agua hirviendo coloca 2 cucharadas soperas de flores secas de manzanilla. Permite que las flores descansen de 4 a 5 minutos, luego cuela el té en una taza. Agrega miel y una fina rodaja de limón si lo deseas.

Consejos

  • La manzanilla genera sus propias semillas de inmediato, ¡así que probablemente sólo necesites comprar las semillas una sóla vez!

Recursos