Cómo cultivar la Protea como flor para cortar

Escrito por jay golberg Google
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cultivar la Protea como flor para cortar
(Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images)

Las Proteas (Protea cynaroides) son como arbustos con flores que están ampliamente distribuidas en las regiones del sur de África, así como en Australia y Nueva Zelanda. Las Proteas nativas, han experimentado incendios que han beneficiado a las plantas ya que le devolvieron al suelo los nutrientes que le habían quitado. Se regenera de los brotes que están ubicados justo debajo de la línea del suelo. Ésta planta se cultiva habitualmente a partir de esquejes enraizados, ya que sólo una pequeña parte de las semillas es fértil. La corola de las flores es inusual ya que consta de varias flores ubicadas en el medio, rodeadas de brácteas.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una pala
  • Mantillo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Elige un lugar bien drenado y libre de heladas, para cultivar la Protea para la producción de flores. No esperes que ésta planta sobreviva un invierno en América del Norte sin protección, si bien algunas variedades pueden tolerar más el frío que otras. En regiones de baja temperatura son aptas para el cultivo en macetas.

  2. 2

    Pregúntale al representante dónde compraste la Protea acerca de sus hábitos de crecimiento y su resistencia al frío. Las Proteas que se producen para cortar deben tener tallos verticales de unas 18 pulgadas de largo. Las que produzcan tallos más cortos no servirán para propósitos comerciales, pero serán aceptables para tu uso personal. Además, será difícil proteger un gran número de plantas que no se adapten a tu zona de cultivo o la la zona de resistencia de la USDA.

  3. 3

    Planta a la Protea en la ubicación elegida, sin añadirle enmiendas al suelo. Ésta planta crece en suelos pobres con un buen drenaje. Cava un hoyo del doble del tamaño de la base de la raíz para aflojar el suelo. Plántala a la misma altura que la que tenía en su maceta.

  4. 4

    Esparce una capa de mantillo de una pulgada que esté formado por trozos de corteza, guijarros y pequeñas rocas, alrededor de las raíces de la Protea. La idea es mantener las raíces frescas, pero que no permita que el agua permanezca en el suelo durante mucho tiempo. Éste tipo de mantillo le da sombra al suelo mientras permite que se drene.

  5. 5

    Riega a la Protea cuando el suelo debajo del mantillo se seque o cada 14 días si no ha llovido. Empapa la zona de las raíces y luego quita la fuente de agua. No permitas que la base de la raíz se sature durante más de unas pocas horas.

Consejos y advertencias

  • Si cultivas la Protea en un invernadero, recuerda que cada planta produce un máximo de 18 tallos por estación y que cada una puede tener 4 pies de diámetro. No tendrás rentabilidad en el espacio en el que mantienes las plantas vivas bajo condiciones artificiales, durante el resto del año.
  • Los fertilizantes que contengan fósforo pueden matar a la Protea. Ésta planta tiene la habilidad natural de hallar fósforo en el suelo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles