Cómo cultivar rosas y aumentar su floración

Escrito por yvonne ward Google | Traducido por pei pei
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cultivar rosas y aumentar su floración
Las rosas son una deliciosa adición para cualquier jardín de flores. (David De Lossy/Photodisc/Getty Images)

Los rosales son gloriosas plantas aromáticas que funcionan como el perfecto detalle de bienvenida en cualquier jardín de flores. Desafortunadamente, muchas personas creen erróneamente que son demasiado delicadas y que requieren de un cuidado meticuloso, por lo que es muy difícil mantener varios ejemplares y aumentar la floración. Sin embargo, si te tomas un poco de tiempo para familiarizarte con las necesidades básicas de tu rosal, te sorprenderás de lo fácil y gratificante que puede ser el proceso, incluso para aquellos cuya mejor cualidad no es precisamente la jardinería.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Rosal
  • Pala
  • Azada
  • Equipo de prueba de suelos
  • Harina de hueso
  • Horca de jardín
  • Mantillo
  • Fertilizante para rosas
  • Tijeras de podar
  • Insecticida
  • Fungicida

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Compra rosales que se adapten a la zona de resistencia delimitada por el USDA (Departamento de Agricultura de los Estados Unidos) para tu región. La calidad de un rosal se califica en una escala que consta de los grados 1, 1 ½ o 2. Elige el grado 1 si quieres plantas de la más alta calidad. Los rosales grado 1 tienen al menos 2 años de edad y de tres a cinco cañas o tallos que son más gruesos y más fuertes que los que tienen las plantas de grados inferiores, las cuales se caracterizan por contar con menos cañas y por necesitar más tiempo para alcanzar la máxima calidad. Si quieres plantarlas directo en el jardín, hazlo en la primavera y elige rosas especiales para macetas, que tienen sistemas de raíces más fuertes y resistentes y son menos susceptibles al trasplante. Conserva cualquier manual de cuidado o hoja de instrucciones que venga con tu nuevo rosal para que tengas una referencia para consultar en el futuro.

  2. 2

    Prepara un sitio con un suelo rico y bien drenado que reciba seis horas de luz solar diaria y una corriente constante de aire limpio y fresco. Antes de la siembra, utiliza un equipo de prueba de suelos para determinar si el sitio que elegiste tiene el pH adecuado. Típicamente, los rosales prefieren niveles en el rango del 6,0 al 6,9. Afloja el suelo donde harás el agujero de plantación con ayuda de la azada a una profundidad de 15 pulgadas (38) y un ancho de 18 pulgadas (46). Excava el suelo y elimina los residuos orgánicos, tales como piedras y palos. Añade un poco de fertilizante si el análisis te indica que es necesario hacerlo.

  3. 3

    Planta tus rosales en el agujero preparado por lo menos a 3 pies (90 centímetros) de distancia de otras plantas o rosales. Añade un puñado de harina de hueso y mézclalo ligeramente en el fondo del agujero con un rastrillo de jardín.

  4. 4

    Retira el rosal de su contenedor original y afloja las raíces. Coloca la planta en el agujero. Añade de nuevo la tierra ya fertilizada y cubre las raíces a la misma profundidad a la que estaban en el contenedor. No fuerces el sistema de raíces en el agujero. Si este no es lo suficientemente profundo o amplio como para dar cabida al nudo, hazlo más grande. Riega profundamente.

  5. 5

    Añade una capa de 2 pulgadas (5 centímetros) de espesor de mantillo alrededor de los rosales para retardar el crecimiento de malezas y para mantener la humedad. Riega las plantas una vez por semana con 3 y hasta 5 galones (11 y 19 litros) de agua, dependiendo de la cantidad de lluvia que tengas. Fertiliza tu planta cada mes con un fórmula especial para rosas. Recuerda seguir las instrucciones de aplicación.

  6. 6

    Poda los rosales para incrementar la floración. La poda se debe realizar a principios de primavera antes de que se active el crecimiento de las hojas y las flores. Consulta las instrucciones que vienen con tu rosal para asegurarte de utilizar los métodos apropiados, ya que cada variedad de rosa tiene diferentes necesidades de poda. Arregla tu rosal eliminando las hojas y flores conforme se marchiten.

  7. 7

    Rocía tus rosales con insecticida para mantenerlos libres de insectos. Aplica fungicida debajo de las plantas para prevenir enfermedades. Atiende las instrucciones del fabricante.

Consejos y advertencias

  • Detén la rutina de fertilización y reduce el riego dos meses antes de la primera helada para que el rosal pueda entrar en estado de "hibernación" durante el invierno.
  • Ten mucho cuidado a la hora de aplicar insecticidas y fungicidas. Mantén alejados a los niños y a las mascotas mientras trabajas con este tipo de productos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles