Cultivar setos a partir de esquejes

Escrito por tanya khan | Traducido por alejandra prego
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cultivar setos a partir de esquejes
Propagar por esquejes es una forma fácil y económica de agregar setos. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

Los setos, plantas esenciales en el paisaje, proporcionan privacidad, aumentan la seguridad, bloquean las miradas no deseadas, le dan un marco a la vista, reducen la contaminación sonora y crean puntos focales atractivos en los jardines y patios comerciales y residenciales. Si bien puedes comprar fácilmente plántulas y semillas para obtener una belleza instantánea, considera plantar los setos a partir de esquejes para ahorrar dinero. Hay muchos arbustos y setos, incluyendo la weigela, la forsitia, el boj, los ligustros y el evónimo que desarrollan raíces fácilmente a partir de esquejes. Los que se toman a fines del verano, son los más fáciles de enraizar. Sabrás que se han desarrollado raíces si comienzan a emerger hojas nuevas y si al dar un tirón suave en los esquejes encuentras una ligera resistencia.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Tijera de podar
  • Toallas de papel
  • Maceta de 4 pulgadas (10 cm)
  • Turba o vermiculita
  • Arena
  • Lápiz (opcional)
  • Hormona de enraizamiento
  • Recipiente
  • Percha de alambre
  • Bolsa de plástico transparente
  • Alambre de flores o banda elástica

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Localiza la madera saludable del crecimiento del año actual del seto. Lo ideal sería que el esqueje sea firme pero flexible y que se rompa cuando lo doblas. Toma un esqueje de 4 pulgadas (10 cm) de la punta de sus ramas, usando una tijera de podar afilada y esterilizada.

  2. 2

    Envuelve el esqueje en una toalla de papel húmeda para evitar que se seque hasta que lo plantas. Toma más de un esqueje ya que no todos desarrollarán raíces.

  3. 3

    Llena una maceta de 4 pulgadas (10 cm) con partes iguales de arena y turba o piedra pómez y turba. Riega profundamente el medio de crecimiento, hasta que el exceso de agua fluya a través de los agujeros de drenaje en la base de la maceta.

  4. 4

    Usa un lápiz o el dedo para hacer dos o tres agujeros uniformemente espaciados a través del medio, con fin de hacerle lugar a los esquejes.

  5. 5

    Quita con los dedos las hojas de cada esqueje, dejando sólo dos o tres en la parte superior para que ayuden con la fotosíntesis.

  6. 6

    Vierte hormona de enraizamiento en un recipiente plano e introduce el extremo inferior de los esquejes en el mismo. Quita el exceso de polvo de cada esqueje antes de insertarlo en el hoyo de plantación.

  7. 7

    Apisona el medio alrededor de cada esqueje de modo que quede vertical. Dobla una percha en forma de U e inserta los extremos en el medio, a lo largo del borde de la maceta. La parte superior de la percha invertida debería quedar varias pulgadas por arriba que las puntas de los esquejes para evitar que la bolsa toque el follaje. Esto permite que los esquejes reciban la misma cantidad de luz solar.

  8. 8

    Deliza la maceta en una bolsa de plástico transparente. Asegura la boca de la bolsa con alambre para flores o con una banda elástica.

  9. 9

    Coloca la maceta en una zona bien iluminada, alejada de la luz solar directa. Riega regularmente el medio de crecimiento para que permanezca uniformemente húmedo hasta que los esquejes desarrollen raíces, lo que sucede en cuatro o cinco semanas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles