Culturismo y hemorroides

Escrito por sarah collins | Traducido por maria eugenia gonzalez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Culturismo y hemorroides
Levantar pesas de manera incorrecta puede producir hemorroides. (Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images)

Si sientes dolor en el ano o la parte inferior del recto, puedes tener hemorroides. Estas venas hinchadas e inflamadas pueden ser internas, localizadas dentro del recto, o externas y ubicadas debajo de la piel que rodea el ano. Los hemorroides se desarrollan a causa de un esfuerzo durante los movimientos intestinales o el embarazo, pero una causa menos conocida es el levantamiento de pesas, como cuando se hace culturismo.

Otras personas están leyendo

Causas

Cuando tienes hemorroides a causa del culturismo, es porque no estás levantando el peso de manera correcta. Esto sucede cuando contienes la respiración cuando levantas el peso y la llevas hasta tu ano. Esto ejerce presión en el ano, como si estuvieras haciendo fuerza cuando tienes estreñimiento. En su lugar, lleva el aire contenido hacia la glotis cerrada, o abre la boca y cierra la nariz.

Tratamientos caseros

Si sufres de hemorroides dolorosas, puedes aliviar el dolor en casa. De hecho, según lo afirma el sitio web MayoClinic.com, puede que no necesites un tratamiento médico. Comienza aplicando una crema para las hemorroides de venta libre, o un supositorio que contenga hidrocortisona. Como alternativa, puedes usar almohadillas que contengan hamamelis u otro agente anestésico. Compra un recipiente para baños de asiento que quepa sobre el inodoro (puedes encontrarlos en la mayoría de las farmacias) y sumerge tus nalgas en agua tibia de 10 a 15 minutos dos o tres veces al día. Mantén limpia la zona anal pero no uses jabón, ya que puede agravar las hemorroides. Después de cada deposición usa toallitas húmedas o papel sanitario sin fragancia. Por último, toma analgésicos orales para calmar el dolor.

Seguridad

Si tienes hemorroides que te producen dolor, tómate las cosas con calma en el gimnasio. Disminuye la cantidad de peso que levantas y concéntrate en hacerlo de la forma adecuada. Si tienes inflamación severa que incluye sangrado anal, evita el ejercicio vigoroso hasta que el sangrado se detenga. Puedes usar la máquina elíptica para ejercicios cardiovasculares o nadar, lo que te dará un entrenamiento completo sin presionar tus hemorroides.

Levantar el peso de manera correcta

Para prevenir futuras hemorroides o agravar las existentes, concéntrate en levantar las pesas de forma correcta. Para tomar la pesa, dobla las rodillas y mantén la espalda recta. Mantén contraídos los músculos perineales y del torso mientras lo haces. Empuja el peso hacia arriba desde el suelo usando tus cuádriceps y glúteos, pero no tu espalda. Continúa con la espalda derecha mientras levantas el peso y exhala.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles